Indemnización percibida por una entidad: Tratamiento contable

Contable

Indemnización percibida por una entidad: Tratamiento contable

La consulta versa sobre el tratamiento contable derivado del cobro de una indemnización recibida por la entidad consultante de parte de un tercero, en relación al procedimiento sancionador que ya se había iniciado en una sociedad adquirida por la entidad consultante, por un hecho ocurrido previamente a su adquisición, y cuya resolución es la que da lugar al cobro de la misma, siendo el pagador la empresa vendedora.

​​

El PGC establece en la norma relativa a «Instrumentos financieros» que las inversiones en el patrimonio de empresas del grupo adquiridas a terceros se valoran inicialmente al coste, que equivale al valor razonable de la contraprestación entregada más los costes de transacción que les sean directamente atribuibles, debiéndose aplicar, en su caso, los criterios para determinar el coste de la combinación establecidos en la norma sobre combinaciones de negocios.

En concreto, debe incluirse dentro del citado coste el valor razonable de cualquier contraprestación contingente que dependa de eventos futuros o del cumplimiento de ciertas condiciones.

Si esto lo trasladamos al caso que nos ocupa, la sociedad adquirente (sociedad A), siempre que estime probable que parte del importe entregado en la adquisición pudiera retornar a la sociedad, a consecuencia de la cláusula de indemnidad, por la mejor estimación del importe futuro a recibir por la indemnización, debe registrar un activo.

Así, la sociedad A (compradora-consultante) valorará la inversión por la mejor estimación del valor de los activos identificables menos los pasivos asumidos. Si estima que en la sociedad adquirida (B), existe una posible obligación que sea compensada por el vendedor (sociedad C) a consecuencia de la cláusula de indemnidad, dicho importe no es un ingreso en el momento que se cobre, sino una recuperación de la contingencia por la que ahora paga.

En consecuencia, debe reducir el valor de la participación en la sociedad adquirida, registrando dicho importe como un activo, pudiendo también realizar un ajuste en el valor inicial de la citada contraprestación con cargo o abono, según proceda, a la cuenta en que se refleje la inversión en los instrumentos de patrimonio.

Una vez registrado dicho activo, por el importe estimado del futuro cobro, si existiera diferencia a la hora del cobro que finalmente se produzca, la diferencia se llevaría en ese momento a la cuenta de pérdidas y ganancias. Si transcurrido el período de valoración sin haber registrado la contraprestación existente, posteriormente se advierte el error, en ese ejercicio debe subsanarlo ajustando el valor de la inversión y surgiendo el activo correspondiente.

La sociedad B (adquirida): debe reconocer un gasto y la correspondiente provisión en la fecha de adquisición, es decir, cuando se origina el procedimiento sancionador, que si en el momento de su aplicación para hacer frente al pago fuera distinto en cuanto a su importe del pago final, supone el reconocimiento como gasto o ingreso en la cuenta de pérdidas y ganancias de la diferencia. En el caso de que no lo hiciera, pero posteriormente se advirtiera de un error, debe igualmente aplicar el PGC NRV 22ª, en cuyo caso el gasto supondría una reducción de reservas, surgiendo igualmente la provisión correspondiente.

Por último, cabe señalar que desde la adquisición de la empresa (año 2011) y cuando finalmente se produce la fusión entre ambas (año 2015), debe tenerse en cuenta que, o bien en las cuentas anuales consolidadas (en el caso de que fue obligatorio su formulación en el período 2011-2014) o en las cuentas de las sociedad absorbente en el año 2015 (sociedad A), conlleva para la entidad que informa (cuentas consolidadas o cuentas de la absorbente) el reconocimiento de un activo y un pasivo del mismo importe, no reconociéndose ningún gasto o ingreso en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Consulta 4-106/2016, sobre contraprestación contingente en unacombinación de negocios. Cláusula de indemnidad en relación con un procedimientosancionador. EDD 2016/216597

Fuente: Actualidad Mementos Contable


Amplíe esta información con:

Noticias
Consideración de los préstamos de los socios a efectos contables

Consideración de los préstamos de los socios a efectos contables

El TS confirma la sentencia recurrida, que apreció causa legal de disolución por ser los fondos propios negativos, al entender que los préstamos de los socios a las SL no forman parte del patrimonio neto si no son participativos o aportaciones a fondo perdido.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Concursal 2020

Memento Concursal 2020

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Indemnización percibida por una entidad: Tratamiento contable