Grupo de empresas: concepto a efectos concursales de las especialmente vinculadas

Mercantil

Grupo de empresas: concepto a efectos concursales de las especialmente vinculadas

El TS desestima recurso de casación contra sentencia que entendió que existía un crédito subordinado el concedido a la concursada por una entidad bancaria propietaria del 65% de su capital social, por tener la acreedora la condición de persona especialmente relacionada con ella y ser el crédito posterior al momento en que el banco recurrente pasó a tener la relación de control de la concursada que justifica la existencia de la relación de grupo.

​​

La cuestión jurídica que se plantea es si la condición de sociedad del mismo grupo debe concurrir en el momento de la declaración de concurso o cuando nació el crédito que se pretende subordinar. La sentencia afirma que la norma no refiere esa condición del acreedor a un momento determinado, por lo que considera que se debe atender a la razón que justifica la condición de persona especialmente relacionada con la concursada.

La noción de grupo, en toda la ley concursal, viene marcada no por la existencia de una unidad de decisión, sino por la situación de control que una sociedad ostente o pueda ostentar, directa o indirectamente, sobre otra u otras.

La referencia al control, directo o indirecto, de una sociedad sobre otra u otras, extiende la noción de grupo más allá de los casos en que existe un control orgánico, porque una sociedad (dominante) participe mayoritariamente en el accionariado o en el órgano de administración de las otras sociedades (filiales), a los casos de control indirecto, por ejemplo mediante la adquisición de derechos o la concertación de contratos que confieran a la parte dominante la capacidad de control, sobre la política financiera y comercial, así como el proceso decisorio del grupo.

Un crédito concursal subordinado es aquel que no sólo no tienen ninguna preferencia, sino que además se encuentran directamente penalizados a ser los últimos en verse satisfechos.

Los principales efectos que produce son los siguientes:

- En caso de liquidación: el acreedor sólo tienen derecho al cobro después de los acreedores ordinarios, siendo abonados por el orden que establece la ley.

- En caso de convenio: el acreedor carece de voto en la junta y sólo puede cobrar después de satisfechos los créditos ordinarios.

- Se establece la pérdida de las garantías que se hubiesen constituido a favor del crédito de la persona especialmente relacionada con el deudor.

Fuente: ADN Análisis de Novedades

Amplíe esta información con:

Noticias
Herramientas
Videos Formativos
empresas digitales

Empresas digitales y mercados digitales, nuevas relaciones, nuevos retos.

Nuestras empresas están viviendo en los últimos años una revolución constante en el mundo digital. Nuestros procesos de negocio, la creación y lanzamiento de productos, el marketing de captación de clientes y fidelización han cambiado en el nuevo paradigma de la economía digital y forman parte de lo que se llama la cuarta revolución industrial.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

comentarios
DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Social Memento Social
EVENTOS

26

SEP

Jueves 26 de Septiembre, 10:00

Mapa de riesgos en protección de datos para departamentos de marketing (BARCELONA)

PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Social 2019

Memento Social 2019

Memento Fiscal 2019

Memento Fiscal 2019

Convenios Colectivos

Contenido Destacado
Grupo de empresas: concepto a efectos concursales de las especialmente vinculadas