Despido colectivo nulo por venta fraudulenta de acciones

Laboral

Despido colectivo nulo por venta fraudulenta de acciones

La AN considera nulo el despido colectivo cuando se realiza una venta fraudulenta de las participaciones sociales con la única finalidad de evitar que el periodo de consultas alcanzase sus fines, puesto que el mismo no ha sido promovido por el empresario real.

Se impugna un despido colectivo, promovido por una empresa, encuadrada formalmente en un grupo mercantil, que en varias resoluciones judiciales previas había sido considerado laboral, porque se vendieron artificiosamente sus participaciones sociales a una empresa con un capital social de 3000 euros, que vendió sus participaciones a otra empresa con el mismo capital social, sin cumplir ninguna de ellas los compromisos adquiridos para reflotar la empresa.

Señala la Audiencia que el orden social es el competente para conocer de la compraventa de las participaciones sociales, pues su finalidad era la de crear un cordón de seguridad con las demás empresas del grupo; No se juzga en abstracto la operación mercantil, sino su ejecución en fraude de ley, con la finalidad de eludir normas laborales. También es competente para conocer de la responsabilidad del administrador único, porque no se denuncia su actuación mercantil, sino su condición de empleador real e instigador principal del fraude.

Respecto al fondo del asunto entiende que se está ante un supuesto de uso fraudulento de la forma societaria, al que se ha de aplicar la doctrina del «levantamiento del velo». Se acredita que el objetivo de la operación mercantil cuestionada, no tenía más finalidad que extinguir todos los contratos de trabajo de una de las empresas, sin que dicha extinción afectara de ningún modo al grupo de empresas, en el que se encuadraba dicha mercantil o, en su caso, a otras empresas, que podrían conformar entre todas ellas un grupo a efectos laborales. Esto implica que debería haberse aportado la documentación exigida para estos casos, lo que hubiera obligado a entregar las cuentas consolidadas, si es que estaban obligadas a la consolidación, al haberse probado cumplidamente la concurrencia de saldos acreedores y deudores entre las empresas del grupo y en su defecto, las cuentas de las empresas del grupo, domiciliadas en España, dedicadas al mismo sector de actividad y que tuvieran saldos acreedores y deudores entre ellas.

Se declara la nulidad del despido, condenando solidariamente a los demandados, puesto que no se promovió por el empresario real, y, además, se acreditó que la única finalidad de la venta de las participaciones sociales fue evitar que el período de consultas alcanzase sus fines.

SAN Sala de lo Social de 16 mayo de 2018. EDJ 2018/91569

Fuente: Actualidad Mementos Social


Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Superación umbrales del despido colectivo

Superación umbrales del despido colectivo

El TS declara que, en caso de falta de llamamiento de trabajadores fijos discontinuos en número superior a los umbrales establecidos para el despido colectivo, es obligatorio seguir el procedimiento previsto para éste, sin que el empresario pueda optar por otros cauces de extinción de contratos de trabajo. Se trata de una exigencia legal que no puede ser obviada por pacto o acuerdo colectivo, ni siquiera por pacto fin de huelga.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Concursal 2020

Memento Concursal 2020

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Despido colectivo nulo por venta fraudulenta de acciones