Custodia compartida y uso de vivienda familiar

Jurídico

Custodia compartida y uso de vivienda familiar

El TS señala que a falta de acuerdo, y en atención a las circunstancias, puesto que no se pone en peligro el sistema de custodia compartida adoptado en interés de los menores, no puede mantenerse la atribución a la madre del uso de la que fue vivienda familiar durante la convivencia del matrimonio durante el plazo que resultaría de integrar el fallo de la sentencia con su fundamentación, es decir, cuando alcanzara la mayoría de edad el menor de los hijos.

Alega primero el recurrente que no dio su conformidad a la atribución sin límite temporal del uso de la vivienda a la madre, sino que su representación legal defendió que los menores permanecieran en la vivienda y los progenitores se trasladaran a la misma durante el tiempo que les correspondiera la guarda y, subsidiariamente, que se fijara una fecha de salida en el uso de la vivienda por la madre, en atención a su adjudicación a uno de los progenitores o venta a terceros. 

Siguiendo la doctrina del TC sobre la valoración de la prueba en segunda instancia, recuerda la Sala que es necesario que se trate de un error fáctico, -material o de hecho-, es decir, sobre las bases fácticas que han servido para sustentar la decisión; y que sea patente, manifiesto, evidente o notorio, lo que se complementa con el hecho de que sea inmediatamente verificable de forma incontrovertible a partir de las actuaciones judiciales. Y en el presente caso entiende que se ha producido un error manifiesto pues del visionado del video resulta un error patente concluir que el marido dio su consentimiento a que se adjudicara a la madre el uso de la vivienda sin límite temporal. Tampoco puede prevalecer, como pretende la recurrida en su escrito de oposición, lo que sucedió en el momento en que se produjo la separación de hecho entre las partes, el que ella quedara en el domicilio familiar con los niños y él alquilara una vivienda, cómo se adoptó el sistema de custodia compartida frente a una situación inicial diferente y la razón por la que se adoptaron en ese primer momento las medidas provisionales, pues eso no cambia la realidad de que el esposo no ha dado su conformidad a la atribución a la esposa de un uso de la vivienda sin límite temporal una vez que se adopta la custodia compartida.

Respecto al recurso de casación y en relación con la atribución de la vivienda en casos de custodia compartida, señala el TS que es posible la atribución del uso de la vivienda a aquél de los progenitores que por razones objetivas tenga más dificultad de acceso a una vivienda (no ser titular o disponer del uso de ninguna otra, menores ingresos) para que de esta forma pueda llevarse a cabo la convivencia durante los períodos en los que le corresponda tener a los hijos en su compañía.

Pero cuando se valora que no existe riesgo de poner en peligro el régimen de custodia compartida, pues el progenitor está en condiciones, por su situación económica, de proporcionar una vivienda adecuada a sus necesidades, el criterio de la sala es el de que no procede hacer la atribución indefinida de uso de la que fue la vivienda familiar y deben armonizarse los intereses contrapuestos, el del titular (o cotitular) de la vivienda y el de los hijos a relacionarse con el otro en una vivienda.

En el presente caso, la Sala considera que la sentencia recurrida, al atribuir a la madre el uso de la que fue vivienda familiar durante la convivencia del matrimonio sin fijar un límite temporal, no se ajusta a la interpretación y aplicación que, en atención a las circunstancias, debe realizarse del art. 96 CC a la luz de lo dispuesto en el art. 2 de la Ley Orgánica de protección jurídica del menor.

Remitir a la mayoría de edad del hijo el derecho de uso de la madre equivale a una atribución indefinida, pues cuando el hijo alcance la mayoría de edad ya no existirá custodia compartida y el hijo podrá permanecer con aquel de los progenitores que desee.

Por tanto el TS, asumiendo la instancia, fija en el plazo de un año para que la esposa abandone la vivienda. Esta solución resulta preferible a la primera propuesta por el recurrente de establecer un uso alternativo de la vivienda, tanto por la conflictividad que añadiría el mantenimiento de una residencia común alternada, como la exigencia que impondría económicamente tal medida de contar con tres viviendas (la común y la de cada uno de los padres).

STS (Civil) de 12 junio de 2020. EDJ 2020/575423

Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Pensión de alimentos en supuestos de custodia compartida

Pensión de alimentos en supuestos de custodia compartida

La decisión sobre el sistema de ejercicio de la guarda y custodia compartida de los hijos comunes condiciona y arrastra el resto de las medidas a adoptar en la nulidad, separación o divorcio. En la prestación de los alimentos en los casos de guarda y custodia compartida de la prole la regulación legal y jurisprudencial tradicional sobre esta materia tiene como presupuesto base la convivencia de los alimentistas con uno solo de los progenitores, existiendo una laguna respecto a cómo actuar en supuesto de guarda y custodia compartida. La cuestión básica es, por tanto, determinar si ha de establecerse en todo caso una pensión a cargo del progenitor con el que no conviven los hijos en cada momento, o bien cabe establecer otros mecanismos alternativos a la pensión alimenticia clásica.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Concursal 2020

Memento Concursal 2020

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Custodia compartida y uso de vivienda familiar