Sucesión empresarial y externalización

Mercantil

Sucesión empresarial y externalización

El TS rechaza el recurso y confirma la sentencia que reconoció la existencia de sucesión empresarial y la no infracción de la garantía establecida en el Convenio Colectivo en el que las partes se comprometían a no realizar bajas en la empresa como consecuencia de innovaciones tecnológicas y/o técnicas, pues la transmisión de una actividad concreta, perfectamente diferenciable, efectuada transmitiendo los medios materiales y personales con que se venía haciendo, medios cuyo empleo queda atribuido en exclusiva a la cesionaria, constituye una actividad económica que mantiene su identidad y por tanto se está ante un caso de sucesión empresarial.


Considera el Tribunal que la garantía contemplada en el Convenio se limita a la reorganización del trabajo por causas de innovaciones tecnológicas y/o técnicas que no concurren en este supuesto, ya que lo que se ha producido ha sido una externalización de un área concreta de la empresa a fin de asegurar el futuro de la empresa, derivada de la falta de crecimiento que se venía produciendo durante tres años consecutivos.

Además, en el precepto del convenio invocado como infringido, no aparece acuerdo alguno de que no se pueda efectuar una externalización de actividades a través de una sucesión de empresa, mediante la transmisión de una entidad productiva autónoma con los medios materiales y humanos que la integran. Este hecho se ha producido en este asunto donde consta el acuerdo de transmisión de determinados medios materiales, así como el traspaso de parte de los trabajadores que formaban parte de la mencionada unidad.

La Sala también rechaza que se tratase de una unidad segregada que no llegó a operar, y señala que, en este caso, sí se produce la transmisión de una entidad económica organizada que, si bien con anterioridad a la transmisión, comprendía dos tipos diferentes de clientes perfectamente diferenciados -los grandes clientes y los restantes clientes- a partir de la sucesión empresarial se desgaja, continuando la empresa cedente con los grandes clientes y transmitiéndose a la cesionaria los restantes.

Por lo tanto, al constituir lo transmitido una actividad económica que mantiene su identidad, dotada de un conjunto de medios materiales y personales organizados para llevar a cabo una concreta actividad económica, nos encontramos ante una sucesión de empresa.


STS Sala 4ª de 14 abril 2016. EDJ 2016/68790​

​Fuente: ACTUM Actualidad Mementos​


Amplíe esta información con:

Noticias
Videos
Herramientas
Espacio Asesoría

Cese de arrendamiento de industria: sucesión empresarial

El TS desestima el recurso y confirma la sentencia dictada en suplicación que declaró la improcedencia del despido de un trabajador de una gasolinera tras finalizar el contrato de arrendamiento de industria existente entre la sociedad para la que trabajaba y Repsol, condenando solidariamente a ambas mercantiles.

 

youtube

ndjfCyxE5yw

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2021

Memento Sociedades Mercantiles 2021

Memento Concursal 2021

Memento Concursal 2021

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Sucesión empresarial y externalización