Sucesión de acciones en fallecimiento por enfermedad profesional

Laboral

Sucesión de acciones en fallecimiento por enfermedad profesional

El TS considera que los herederos de la viuda de un trabajador fallecido por una enfermedad profesional causada por el amianto están legitimados para el ejercicio de la acción de reclamación por daños y perjuicios ya que, antes de su fallecimiento, la viuda ya había ejercitado las acciones judiciales previas necesarias para su reconocimiento como paso previo a esta reclamación.


Descargar formulario para poder realizar un análisis de accidente laboralICONO-PDF.jpg​​​​

El trabajador, que prestaba servicios en Uralita, fallece a los 46 años en abril de 1974 por mesotelioma pleural. La viuda solicita y se le reconoce una pensión de viudedad por contingencias comunes. No obstante, en noviembre de 2011 solicita la revisión de la contingencia, declarándose por sentencia el origen profesional de la contingencia, que es notificada con posterioridad al fallecimiento de la viuda.

El hijo y la nieta de la viuda fallecida, como herederos y el hijo también como perjudicado, interponen reclamación por daños y perjuicios, que se estima por el juzgado de social reconociendo indemnizaciones tanto al hijo como perjudicado, como a la nieta y al hijo como herederos de la viuda.

Se cuestiona en recurso, si los herederos de la viuda (hijo y nieta) del trabajador fallecido por enfermedad profesional tienen derecho a reclamar de la empresa una indemnización de daños y perjuicios por esa contingencia, como sucesores de la viuda, dado que esa acción no se pudo ejercitar por la misma.

La Sala recuerda que los herederos suceden al causante en todos sus derechos y obligaciones, derechos entre los que se encuentran las acciones resarcitorias no ejercitadas por el mismo y no prescritas al tiempo de su fallecimiento, ya que la herencia comprende todos los derechos y obligaciones de una persona que no se extingan con su muerte. Como consecuencia de ello, el derecho a la reparación de los daños y perjuicios sufridos por el causante se transmite a sus herederos cuando fallece antes de pedir o de obtener la reparación de los mismos porque se trata de un derecho ya nacido que forma parte de su patrimonio, aunque se trate de daños morales.

Esto supone que, en el supuesto enjuiciado, los daños sufridos por la viuda del trabajador fallecido por enfermedad profesional forman parte del caudal relicto a su muerte. No puede entenderse que el derecho a ser indemnizado sea personalísimo e intransmisible porque no es consustancial a la persona humana, ni innato a ella, como el derecho a la vida, a la libertad, a la intimidad, al honor etc., ni se trata de un derecho reconocido a ella en función de la persona que tiene el derecho cuya subsistencia depende de la identidad y demás factores personales de quien ostenta el derecho. Por ello declara que los derechos nacidos y no ejercitados o en trámite de ser ejercitados por el causante forman parte del caudal hereditario.

En efecto, la viuda del trabajador fallecido por enfermedad profesional ejercitó las acciones judiciales oportunas para el reconocimiento de ese hecho, paso previo a la reclamación por los daños y perjuicios causados por esa contingencia y, como falleció antes de obtener sentencia favorable reconociendo ese hecho, sus herederos la sucedieron en las acciones y derechos que la misma conservaba al tiempo de su fallecimiento, por lo que sí estaban legitimados para el ejercicio de la acción.

Descargar formulario para poder realizar un análisis de accidente laboralICONO-PDF.jpg​​​​

STS Sala 1ª de 18 julio de 2018. EDJ 2018/588148

Fuente: ADN Social

Bnnr930x211ADNJuridico.jpg

Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Incapacidad derivada de enfermedad profesional: ¿Responsabilidad de las mutuas o del INSS?

Incapacidad derivada de enfermedad profesional: ¿Responsabilidad de las mutuas o del INSS?

El TS, siguiendo jurisprudencia ya consolidada, entiende que la responsabilidad corresponde a aquella entidad en la que está asegurada la contingencia en el momento en el que se produce el hecho causante. Sin embargo, al tratarse de enfermedad profesional, el hecho causante no se produce en un momento concreto y determinado, sino que va gestándose a lo largo del tiempo hasta que se exteriorizan las dolencias, repartiéndose entonces la responsabilidad entre el INSS y las mutuas.

 

COMENTARIOS1

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Amparo • 2020-04-17 19:08:48

Muerte por falta de EPI en el trabajo. Qué hacer.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Concursal 2020

Memento Concursal 2020

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Sucesión de acciones en fallecimiento por enfermedad profesional