Espacio Asesoría

Fiscal

Consideración del robo como pérdida patrimonial a efectos del IRPF

La DGT, a consulta consecuencia de robo con fuerza del que el seguro no se hace cargo, al cubrir la póliza solo el continente y no el contenido, considera que el  robo de bienes en el domicilio del contribuyente constituye una pérdida patrimonial a efectos del IRPF, siempre que ésta pueda justificarse.

​​​


Entiende la Dirección que el robo de los bienes sufrido constituye una pérdida patrimonial siempre que pueda justificarse, pudiendo la consultante acreditar por los medios de prueba admitidos en Derecho la existencia de la pérdida patrimonial y correspondiendo a los órganos de gestión e inspección tributaria a efectos de la liquidación del IRPF la valoración de las pruebas que se aporten como elementos suficientes para determinar su existencia.

La pérdida patrimonial se cuantificará en el valor de mercado de los elementos patrimoniales robados y respecto a su integración en la base imponible del impuesto, al no proceder de una transmisión de elementos patrimoniales, se integrará en la base imponible general.

Por otra parte, entre los supuestos de pérdidas patrimoniales que pueden darse hay que destacar las siguientes:

-  Si se produce un robo (o hurto), siempre que se acredite el hecho delictivo y su cuantía, sin que baste la mera denuncia.

- Cuando se produce una sustracción de bienes en el domicilio y se percibe una indemnización por un importe inferior a su valor.

- Por cantidades entregadas a cuenta de la adquisición de una vivienda a un promotor que incumple sus obligaciones.

- La sustracción de una cantidad de dinero de una cuenta a través de una tarjeta de crédito previamente sustraída, debidamente denunciada a la entidad bancaria y a la comisaría.

- Las cantidades entregadas y no recuperadas como consecuencia de una estafa sufrida por el contribuyente.


Consulta DGT V506/2016 de 9 febrero 2016 EDD 2016/25253

Fuente: Análisis de Novedades​


Amplíe esta información con:

Noticias
Videos
Infografias
Renta 2015

Principales novedades de la declaración del IRPF de 2015

A partir del 6 de abril empieza el período para presentar las declaraciones de Renta y Patrimonio de 2015. Este ejercicio no están obligados a presentar la declaración los contribuyentes que perciban salarios inferiores a los 22.000 euros brutos anuales, siempre y cuando procedan de un solo pagador o si, procediendo de varios, la suma de lo ingresado por parte del segundo y restantes no excede los 1.500 euros al año. La campaña acabará el 30 de junio.

 

youtube

IkqGklypoO0

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2021

Memento Sociedades Mercantiles 2021

Memento Concursal 2021

Memento Concursal 2021

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Consideración del robo como pérdida patrimonial a efectos del IRPF