La edad media para recibir una pensión de incapacidad permanente se sitúa en 51 años

Laboral

La edad media para recibir una pensión de incapacidad permanente se sitúa en 51 años

Un estudio elaborado por Grupo Médico Jurídico indica que las afecciones osteomusculares, cardiovasculares, las neoplásicas y las psiquiátricas como enfermedades que más contribuyen a la declaración de la incapacidad permanente.

Según un estudio llevado a cabo por el Grupo Médico Jurídico sobre datos recogidos por el Ministerio de Trabajo e Inmigración sobre el mes de julio, las pensiones de incapacidad permanente se conceden a una edad media de 51 años. Este número de pensiones se reduce exponencialmente conforme disminuye la edad de la persona, llegando a ser seis veces mayor entre los mayores, que en los jóvenes de 25 y 35 años.

Un análisis de estos datos desde un punto de vista económico realizado por Grupo Médico Jurídico, señala que la cantidad media de las pensiones de incapacidad permanente declaradas en personas de entre cincuenta y sesenta años se encuentra en 950 euros, mientras que la pensión media de los más jóvenes se aproxima a los 770 euros. La media de la edad de concesión de la pensión apenas varía entre los distintos tipos de compensaciones, situándose la pensión de gran invalidez en los 52 años y la de invalidez en 51.

Gracias a diversos estudios llevados a cabo sobre las enfermedades que más contribuyen a la declaración de la incapacidad permanente, nos encontramos que las dolencias que más influyen en esta condición, por orden de importancia, son: las enfermedades osteomusculares, las cardiovasculares, las neoplásicas y las psiquiátricas. Las enfermedades psiquiátricas causan la incapacitación a los 51 años de media, las neoplásicas la los 53 años, las osteomusculares a los 55 años, y las enfermedades respiratorias lo hacen a los 58 años.



Según un estudio llevado a cabo por el Grupo Médico Jurídico sobre datos recogidos por el Ministerio de Trabajo e Inmigración sobre el mes de julio, las pensiones de incapacidad permanente se conceden a una edad media de 51 años. Este número de pensiones se reduce exponencialmente conforme disminuye la edad de la persona, llegando a ser seis veces mayor entre los mayores, que en los jóvenes de 25 y 35 años.

Un análisis de estos datos desde un punto de vista económico realizado por Grupo Médico Jurídico, señala que la cantidad media de las pensiones de incapacidad permanente declaradas en personas de entre cincuenta y sesenta años se encuentra en 950 euros, mientras que la pensión media de los más jóvenes se aproxima a los 770 euros. La media de la edad de concesión de la pensión apenas varía entre los distintos tipos de compensaciones, situándose la pensión de gran invalidez en los 52 años y la de invalidez en 51.

Gracias a diversos estudios llevados a cabo sobre las enfermedades que más contribuyen a la declaración de la incapacidad permanente, nos encontramos que las dolencias que más influyen en esta condición, por orden de importancia, son: las enfermedades osteomusculares, las cardiovasculares, las neoplásicas y las psiquiátricas. Las enfermedades psiquiátricas causan la incapacitación a los 51 años de media, las neoplásicas la los 53 años, las osteomusculares a los 55 años, y las enfermedades respiratorias lo hacen a los 58 años.


 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

comentarios
DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Social Memento Social
EVENTOS

26

SEP

Jueves 26 de Septiembre, 10:00

Mapa de riesgos en protección de datos para departamentos de marketing (BARCELONA)

PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Social 2019

Memento Social 2019

Memento Fiscal 2019

Memento Fiscal 2019

Convenios Colectivos

Contenido Destacado
cerrar
La edad media para recibir una pensión de incapacidad permanente se sitúa en 51 años