Pago por uso de carreteras en Alemania: Discriminación por razón de nacionalidad

Fiscal

Pago por uso de carreteras en Alemania: Discriminación por razón de nacionalidad

El TJUE declara que la tasa por uso de las infraestructuras, combinada con la desgravación en el impuesto de circulación sobre vehículos a motor de la que disfrutan los propietarios de vehículos matriculados en Alemania, supone una discriminación indirecta por razón de la nacionalidad y una vulneración de los principios de libre circulación de mercancías y de libre prestación de servicios.

​​​

Alemania ha ido estableciendo desde 2015 el marco jurídico para la introducción de una tasa por uso, por parte de los turismos, de las carreteras federales, incluidas las autopistas: la «tasa por uso de las infraestructuras».

Mediante esta tasa, Alemania pretende pasar en parte de un sistema de financiación mediante impuestos a un sistema de financiación basado en los principios de que «el usuario paga» y de que «quien contamina, paga». Los ingresos procedentes de esta tasa se destinarán íntegramente a financiar las infraestructuras viarias y su importe se calculará en función de la cilindrada, del medio de accionamiento del motor y de la clase de emisión del vehículo.

Todo propietario de un vehículo matriculado en Alemania deberá abonar la tasa, en forma de viñeta anual, por un importe máximo de 130 euros. En cuanto a los vehículos matriculados en el extranjero, la tasa sólo deberá ser abonada (por el propietario o el conductor) en caso de que se utilicen las autopistas. A este respecto hay disponibles viñetas de diez días (entre 2,50 y 25 euros), de dos meses (entre 7 y 50 euros) o de un año (130 euros como máximo).

Paralelamente, Alemania ha dispuesto que, desde que empiece a recaudarse la tasa por uso de las infraestructuras, los propietarios de los vehículos matriculados en Alemania disfrutarán de una desgravación en el impuesto de circulación sobre vehículos a motor por un importe equivalente, como mínimo, al de la tasa que hayan debido abonar.

Respecto a la prohibición de la discriminación por razón de la nacionalidad, el Tribunal de Justicia declara que la desgravación en el impuesto de circulación sobre vehículos a motor de la que disfrutan los propietarios de vehículos matriculados en Alemania compensa íntegramente la tasa por uso de las infraestructuras abonada por éstos, de modo que la carga económica de dicha tasa recae en la práctica únicamente sobre los propietarios y los conductores de vehículos matriculados en Estados miembros distintos de Alemania.

Es cierto que los Estados miembros pueden modificar el sistema de financiación de sus infraestructuras viarias sustituyendo un sistema de financiación mediante impuestos por un sistema de financiación a cargo de todos los usuarios, incluidos los propietarios y los conductores de vehículos matriculados en otros Estados miembros que utilicen esas infraestructuras, con el fin de que todos los usuarios contribuyan de manera equitativa y proporcionada a dicha financiación. No obstante, esa modificación debe respetar el Derecho de la Unión y, en particular, el principio de no discriminación, algo que no ocurre en este caso.

En el presente asunto, no puede acogerse la argumentación de Alemania de que la desgravación en el impuesto de circulación sobre vehículos a motor a favor de los propietarios de vehículos matriculados en dicho Estado miembro refleja el paso a un sistema de financiación de las infraestructuras viarias a cargo de todos los usuarios con arreglo a los principios de que «el usuario paga» y de que «quien contamina, paga».

En efecto, al no haber aportado precisión alguna en cuanto al alcance de la contribución del impuesto a la financiación de las infraestructuras federales, Alemania no ha demostrado en absoluto que la compensación concedida a los propietarios de vehículos matriculados en Alemania, en forma de desgravación en el impuesto de circulación sobre vehículos a motor por un importe equivalente, como mínimo, al de la tasa por uso de las infraestructuras que hayan debido abonar, no excede de dicha contribución y presenta, por tanto, un carácter adecuado.

Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Las tasas de exámenes para capacitación del personal como renta del trabajo

Las tasas de exámenes para capacitación del personal como renta del trabajo

La DGT establece que no constituye renta del trabajo en especie a efectos del IRPF los gastos y tasas correspondientes a pruebas finales, exámenes o certificaciones sufragados por la empresa que permitan a sus empleados actualizarse o capacitarse mejor en su puesto de trabajo.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Acceso a la Abogacía 2020

Memento Acceso a la Abogacía 2020

Manual Preguntas Test Examen Acceso a la Abogacía 2020

Manual Preguntas Test Examen Acceso a la Abogacía 2020

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Pago por uso de carreteras en Alemania: Discriminación por razón de nacionalidad