Modificación de los honorarios pactados: ¿puede haber consentimiento tácito?

Jurídico

Modificación de los honorarios pactados: ¿puede haber consentimiento tácito?

El TS determina que el conocimiento no equivale a consentimiento, pero se considera que existe consentimiento desde que el oferente conoce la aceptación, no exigiéndose que ésta sea expresa.

Un abogado que prestaba externamente sus servicios a una entidad financiera recibió un correo electrónico desde la asesoría jurídica del banco, en virtud de la cual se modificaba el sistema de cobro de los honorarios profesionales devengados, reduciéndose en lo sucesivo. El abogado siguió emitiendo facturas según el sistema antiguo, y promovió un procedimiento de jura de cuentas que sólo reconoció una pequeña parte de la deuda reclamada.

El banco demandó al abogado solicitando la declaración de que las relaciones debían seguir el nuevo sistema, y que el letrado fuera condenado al pago de las cantidades excedidas. El JPI consideró que la comunicación electrónica no fue aceptada ni expresa ni tácitamente por el demandado, careciendo por ello de eficacia novatoria. La AP estimó el recurso de apelación del banco, recogiendo la petición inicial de la entidad.

Señala la Sala que ha de distinguirse entre el silencio con efectos de consentimiento y el consentimiento tácito, que es el que deriva de actos concluyentes, que sin consistir en una expresa declaración de voluntad, permiten reconocerla sin dar lugar a duda, así para determinar si el silencio tiene relevancia a efectos de consentimiento, requiere de la concurrencia de dos factores, uno subjetivo, que el silente conozca los hechos a contestar, y otro objetivo, que sepa de su obligación de contestar, de forma que conforme al principio de buena fe, cabe entender que quien guarda silencio, sabiendo que ha de contestar –y más aún cuando existe una relación jurídica previa y continuada en el tiempo-, ha de considerarse que ha consentido.

Respecto a si existe enriquecimiento injusto, considera el TS, en aplicación de asentada jurisprudencia que lo equipara al enriquecimiento sin justa causa de atribución patrimonial, que el banco no recibió nada que no tuviera derecho a cobrar.

STS (Civil) de 1 octubre de 2019. EDJ 2019/700924

Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Relación abogado-cliente: responsabilidad por negligencia

Relación abogado-cliente: responsabilidad por negligencia

El TS establece que en la relación jurídica abogado-cliente, el cumplimiento de las obligaciones nacidas de un contrato debe ajustarse a la diligencia media razonablemente exigible según su naturaleza y circunstancias y la responsabilidad por negligencia o morosidad concurre cuando, producido objetivamente el incumplimiento, el obligado no acredita, si, como normalmente ocurre, está en su mano haber actuado con el grado de cuidado exigible con arreglo a dichas circunstancias y haber concurrido circunstancias imprevisibles o inevitables que impidieron el cumplimiento en los términos convenidos.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Concursal 2020

Memento Concursal 2020

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Modificación de los honorarios pactados: ¿puede haber consentimiento tácito?