Novedades contables

Contable

Los economistas valoran positivamente la nueva regulación contable

Entre los aspectos de esta nueva regulación, los economistas valoran positivamente la finalidad de las modificaciones, dirigidas a simplificar las obligaciones contables de las pequeñas empresas. No obstante, advierten que algún punto, como el de reducción de información en la memoria, podría ir en perjuicio del principio de transparencia y fiabilidad de la información financiera.

​​

Siguiendo el proceso iniciado en junio de 2013 con la publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) de la Directiva Contable Europea, y con la aprobación de la Ley de Auditoría de Cuentas 22/2015, que modificaba el Código de Comercio y el TRLSC, el pasado sábado se publicó en el BOE el Real Decreto 602/2016, de 2 de diciembre, mediante el que se traspone dicha Directiva al ordenamiento jurídico español. 

El objetivo de esta Directiva, aparte de la armonización contable entre los Estados Miembro de la Unión, es simplificar la documentación a realizar y presentar por parte de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y en especial por las microempresas. La idea es lograr un equilibrio adecuado entre las cargas administrativas soportadas por las empresas más pequeñas y las necesidades de información de los destinatarios de los estados financieros de este tipo de empresas. 

El Consejo General de Economistas, a través de dos de sus órganos especializados (REA REGA Auditores y EC-Economistas Contables) ha valorado positivamente el trabajo realizado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, y por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) en este Real Decreto, en el sentido de plasmar la normativa europea mediante la elaboración de un nuevo plan contable para pequeñas y medianas empresas que simplifique los trámites a la hora de presentar las cuentas anuales. "El margen de actuación que tenía el regulador español era escaso dado que la directiva marcaba muy claramente las pautas a seguir; no obstante, se han aprovechado adecuadamente las opciones existentes" –ha señalado el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich–. "Toda simplificación es a priori bienvenida, ya que el objetivo de facilitar a las pequeñas empresas el cumplimiento de sus obligaciones es siempre conveniente, eso sí, siempre que este deseable propósito no esté reñido con un nivel suficiente de información en sus cuentas anuales. Lo contrario supondría iría en perjuicio del principio de transparencia" –han manifestado Francisco Gracia y Carlos Puig de Travy, presidentes de EC y REA REGA, respectivamente–. 

Un aspecto que, según los economistas, también se ha mejorado de forma notable es el tratamiento contable de los inmovilizados intangibles, y, en particular, del fondo de comercio. En su opinión, les parece acertado el criterio de vida útil definida de estos inmovilizados y la presunción, salvo prueba en contrario, de una vida útil para el fondo de comercio de diez años. Es un criterio práctico, sensato y que supone una forma adecuada de homogeneizar su tratamiento contable. Además, se establecen unas opciones de transición que cada empresa podrá elegir en función de sus propias circunstancias. 

No obstante, los economistas estiman que, como consecuencia de la transposición de la Directiva, la sustitución del actual modelo de memoria (abreviada y Pymes) por otro con menores requerimientos podría llevar a una pérdida sensible de información incluida en las memorias de las empresas más pequeñas, pero también más numerosas tanto en España como en el resto de Europa. La consecuencia de todo ello podría suponer una reducción de la transparencia y fiabilidad de la información financiera. Si bien es obligatorio incluir una información mínima, para conseguir entender las cuentas anuales de las empresas debería incluirse toda aquella información que sea necesaria para lograr el objetivo de transparencia, ya que este es el fin principal que debe alcanzar la formulación de las cuentas anuales. Por ello, los economistas recomiendan que las empresas incluyan información adicional de forma voluntaria.

Amplíe esta información con:

Noticias
Amortización de marcas a efectos fiscales y contables

Amortización de marcas a efectos fiscales y contables

Frente a consulta sobre si la amortización dotada contablemente del derecho a la utilización de una marca, de la que va adquirir un derecho de utilización durante 30 años a una empresa del grupo, será fiscalmente deducible, la DGT establece que cuando una marca debe registrarse contablemente como un activo intangible, su amortización es fiscalmente deducible si se efectúa en función del plazo de duración del contrato de utilización de la misma.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Concursal 2020

Memento Concursal 2020

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Los economistas valoran positivamente la nueva regulación contable