La aprobación de convenio en concurso de acreedores y el principio «par conditio creditorum»

Mercantil

La aprobación de convenio en concurso de acreedores y el principio «par conditio creditorum»

El TS considera que no infringe el principio concursal «par conditio creditorum» la previsión de proposiciones alternativas en los convenios, a las que pueden acogerse todos los acreedores, al no suponer la creación de privilegios o preferencias no previstos en la ley.

​​

Alega el recurrente que la AP, al dar prevalencia al principio «favor convenii» infringe lo establecido en el artículo 89.2 LC, según el cual «no se admitirá en el concurso ningún privilegio o preferencia que no esté reconocido en esta Ley», pues se ha aprobado un convenio que contiene situaciones singulares sin que se hayan cumplido las exigencias de quorum en la votación exigidas también en la Ley Concursal.

El alto Tribunal entiende que el «trato singular», previsto en el artículo 125.1 LC al establecer un régimen de doble mayoría exige, para ser considerado como tal, que vaya dirigido «a ciertos acreedores o a grupos de acreedores determinados por sus características».

Tal requisito no concurre en el presente caso, pues la posibilidad de presentar a un tercero que oferte de forma escrita, vinculante, no condicionada y al contado, por su valor de tasación, la compra de uno de los bienes inmuebles de la sociedad concursada no afectos a su actividad, y de este modo obtener el acreedor el pago inmediato de su crédito, si bien con una quita del 50% y hasta el límite del precio ofertado por el inmueble, no está restringida a unos acreedores concretos ni a grupos de acreedores determinados por sus características. Es una opción que se ofrece a todos los acreedores afectados por el convenio, con lo que no constituye un trato singular necesitado de aprobación por el sistema de doble mayoría del artículo 125 LC

En realidad, constituye una proposición alternativa dentro de la propuesta de convenio, aplicable a todos los acreedores (artículo 100.2 LC), en la que, si bien el acreedor que se acoge a ella obtiene el pago inmediato, lo es con una quita del 50% de su crédito y a cambio de que presente un comprador para un inmueble no necesario para la actividad de la concursada, en condiciones favorables para el concurso: con un precio mínimo acorde con el valor de mercado del bien (el de tasación) y pago no aplazado.

Lo que se ha eliminado en el caso enjuiciado es una de las proposiciones alternativas que integran el contenido propio del convenio, y que no puede ser eliminado por el juez, que deberá aprobar el convenio íntegro o, si considera que alguna o todas las proposiciones alternativas son contrarias a la regulación imperativa de las normas concursales, deberá rechazarlo en su integridad.

STS Sala 1ª de 13 marzo 2017. EDJ 2017/15381


Amplíe esta información con:

Noticias
Créditos contra la masa: no sujeción a las reglas de la «par condicio creditorum»

Créditos contra la masa: no sujeción a las reglas de la «par conditio creditorum»

El TS declara que no es aplicable la prohibición de compensación a la retención de parte del precio de los gastos que el comprador tenga que suplir por cuenta del vendedor, pues constituye una liquidación de la relación contractual, admisible en situación de concurso.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

comentarios
DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Social Memento Social
EVENTOS

26

SEP

Jueves 26 de Septiembre, 10:00

Mapa de riesgos en protección de datos para departamentos de marketing (BARCELONA)

PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Social 2019

Memento Social 2019

Memento Fiscal 2019

Memento Fiscal 2019

Convenios Colectivos

Contenido Destacado
La aprobación de convenio en concurso de acreedores y el principio «par conditio creditorum»