Divorcio y reembolso de dinero privativo en cuenta conjunta

Jurídico

Divorcio y reembolso de dinero privativo en cuenta conjunta

El TS considera que el mero hecho de ingresar dinero privativo en una cuenta conjunta no permite atribuirle carácter ganancial y, en consecuencia, si se emplea para hacer frente a necesidades y cargas de la familia o para la adquisición de bienes a los que los cónyuges, de común acuerdo, atribuyen carácter ganancial, surge un derecho de reembolso a favor de su titular, aunque no hiciera reserva de ese derecho en el momento del ingreso del dinero en la cuenta.

Alega la recurrente que existe un derecho de reembolso por el importe del dinero privativo que se confundió con el ganancial y se empleó en la atención de gastos y pagos de la sociedad. Se solicita la confirmación de la sentencia del juzgado.

Se considera probado que el dinero ingresado por la madre de la esposa en una cuenta en la que aparecían como titulares ambos esposos no fue una donación conjunta y que la voluntad de la madre era donar el dinero únicamente a su hija. No se discute que con ese dinero se adquirieron bienes destinados al uso y disfrute de la familia.

Se centra por tanto el litigio si, en el momento de la liquidación de la sociedad de gananciales, la esposa tiene un derecho de crédito que le permita recuperar el dinero privativo que se confundió con el dinero poseído conjuntamente y que, según refieren, ambas partes, se ha destinado a atender gastos y pagos de la sociedad de gananciales.

El TS, siguiendo jurisprudencia consolidada, considera que el mero hecho de ingresar dinero privativo en una cuenta conjunta no permite atribuirle carácter ganancial y, en consecuencia, si se emplea para hacer frente a necesidades y cargas de la familia o para la adquisición de bienes a los que los cónyuges, de común acuerdo, atribuyen carácter ganancial, surge un derecho de reembolso a favor de su titular, aunque no hiciera reserva de ese derecho en el momento del ingreso del dinero en la cuenta.

Este derecho de reembolso se fundamenta en el art. 1319 CC y también en el art. 1364 CC, sobre la regulación de las cargas y obligaciones de la sociedad de gananciales, y el art. 1398 CC, sobre disolución y liquidación de la sociedad de gananciales.

Entiende también el Tribunal que el acuerdo de los cónyuges para atribuir carácter ganancial a un bien no convierte en ganancial al dinero empleado para su adquisición, y genera un crédito "por el valor satisfecho" a costa del caudal propio de uno de los esposos, de manera coherente con lo dispuesto en el art. 1362.2.ª CC (EDL 1889/1), conforme al cual, la adquisición de los bienes comunes es "de cargo" de la sociedad de gananciales.

Por todo lo anterior, la sentencia recurrida, cuando afirma que no procede reconocer un crédito a favor del cónyuge que ingresa dinero privativo en una cuenta conjunta y que se confunde con el dinero ganancial porque no se reservó el derecho de repetición, es contraria a la doctrina de la sala, y debe ser casada.

STS (Civil) de 1 junio de 2020. EDJ 2020/570740

Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Extinción de la sociedad de gananciales

Extinción de la sociedad de gananciales previa a la sentencia de divorcio

El TS declara que la sociedad de gananciales concluirá de pleno derecho cuando se disuelva el matrimonio, pues el legislador no ha considerado oportuno ni siquiera que la admisión de la demanda de separación o divorcio tenga como efecto inmediato la extinción del régimen económico matrimonio. Por tanto, la pretensión de declarar extinguida la sociedad de gananciales en fecha anterior a la de la sentencia de divorcio únicamente opera ante reclamaciones contrarias a la buena fe.