Disolución judicial por paralización de los órganos sociales

Mercantil

Disolución judicial por paralización de los órganos sociales

La AP confirma que la sociedad está incursa en causa de disolución, pues la paralización de la sociedad no solo existe cuando no se puede constituir válidamente la junta sino cuando, una vez constituida, no se puede tomar ningún acuerdo ante el enfrentamiento entre dos grupos paritarios de socios.

Señala el Tribunal que la paralización de los órganos sociales, para que sea causa de disolución, debe ser permanente e insuperable, no transitoria o vencible. Esta paralización no sólo es posible en la válida constitución de la junta, sino también, como en el presente caso, por la imposibilidad de que, una vez constituida, puedan alcanzarse acuerdos debido al enfrentamiento entre dos grupos paritarios de socios en sociedades cerradas, o familiares.

En el presente caso, existe nula comunicación entre los dos socios, titulares del 50% del capital cada uno, ambos administradores solidarios, lo que se traduce en la imposibilidad de tomar acuerdos en la junta y de realizar las funciones propias de todo órgano de administración social.

Claro ejemplo de esta paralización social es que no se depositan cuentas anuales debido a que uno de los administradores solidarios no las firma ante las dudas que le generan y que los socios no han logrado un acuerdo para alquilar o vender el único bien titularidad de la mercantil (un local), a pesar de haber existido varias ofertas de alquiler y de compra, y a pesar de que ambos socios desean venderlo.

SAP Barcelona de 14 septiembre de 2018. EDJ 2018/567605

Fuente: Actualidad Mementos Mercantil

Bnnr930x211ACTUM.jpg

Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Disolución por pérdidas: Responsabilidad del administrador

Disolución por pérdidas: Responsabilidad del administrador

La AP Barcelona considera que cuando no se depositan las cuentas anuales se presume que la sociedad se encuentra incursa en causa de disolución por pérdidas, trasladando a los administradores, conforme al principio de facilidad probatoria, el demostrar que, pese a no depositarse las cuentas, la sociedad no se encontraba en dicha causa de disolución.

 

COMENTARIOS0
comentarios
NEWSLETTER
EVENTOS

23

ENE

Miércoles 23 de Enero, 0:00

Nueva Ley orgánica de protección de datos. Aspectos clave que introduce

30

ENE

Miércoles 30 de Enero, 16:00

Novedades contables para 2019

20

FEB

Miércoles 20 de Febrero, 10:00

Novedades laborales y de la Seguridad Social 2019

26

FEB

Martes 26 de Febrero, 16:00

Facturación. Aspectos fiscales e impacto en el SII (MADRID)

LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
Convenios Colectivos

¿CONOCES ADN?
¿CONOCES ADN?
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Social 2019

Memento Social 2019

Memento Fiscal 2019

Memento Fiscal 2019

NOTICIAS MAS RECIENTES

LABORAL

Salarios de tramitación durante periodo de sustanciación por incompetencia

Leer más >


MERCANTIL

Traslado de domicilio social

Leer más >


FISCAL

Incumplimiento de contrato de exclusividad: Fiscalidad

Leer más >


LABORAL

Nulidad de limitación numérica de contratos formativos en función de plantilla

Leer más >


Disolución judicial por paralización de los órganos sociales