Salarios y concurso de acreedores

Mercantil

Créditos por salarios en concurso de acreedores

El TS acuerda que debe imputarse el pago por salarios primero a los adeudados que hubieran dado lugar a créditos contra la masa. Sólo lo que exceda de estos importes, se imputa a los créditos concursales y por el orden de prelación legal. Los pagos realizados por el FOGASA no extinguen las deudas del empleador concursado a las que se impute su pago, sino que continúan pero con la subrogación del mismo en la posición del trabajador.

Se recurre por la Administración concursal al entender infringido el art. 97 LC y la jurisprudencia, al haberse admitido por la sentencia recurrida la modificación de los textos definitivos de inventario y lista de acreedores una vez transcurrido el plazo para su impugnación.

También se denuncia la infracción de los arts. 84.3 y 154 LC, al considerar la sentencia recurrida que en virtud del principio tuitivo de los derechos de los trabajadores se pueden abonar los créditos con privilegio general antes que los créditos contra la masa.

La Sala parte de que los demandantes eran titulares de créditos por salarios adeudados por la sociedad concursada. De estos créditos, unos tenían la consideración de créditos contra la masa por tratarse de salarios de los últimos treinta días de trabajo efectivo anteriores a la declaración de concurso, con los límites previstos en el art. 84.2.1º LC; otros eran créditos contra la masa por tratarse de salarios devengados con posterioridad a la declaración de concurso, conforme a lo previsto en el art. 84.2.4º LC; y el resto eran créditos concursales por tratarse de salarios anteriores a la declaración de concurso y no estar amparados por el art. 84.2.1º LC.

El Fogasa pagó a cada uno de estos trabajadores 6.010,80 euros, sin hacer ninguna imputación de pagos expresa, y como consecuencia legal derivada de estos pagos, se subrogó en la posición de cada uno de los trabajadores respecto de los créditos satisfechos y frente a la sociedad concursada.

No obstante, destaca el Tribunal que este pago no conlleva la extinción de estos créditos frente a la concursada, sino un cambio de acreedores, al subrogarse el Fogasa en la posición de los trabajadores respecto de los créditos satisfechos.

El art. 33 ET no contiene ninguna regla de imputación de estos pagos y tampoco pueden aplicarse las reglas generales de imputación de pagos del Código Civil (arts. 1172 y ss. (EDL 1889/1)), pues se refieren a los pagos realizados por el deudor principal fuera de un contexto concursal,

Además, en el presente caso, quien realiza el pago no es el deudor, sino un fondo que por previsión legal responde hasta un límite de los créditos de los trabajadores en caso de impago del empleador, y, respecto del pago efectuado se subroga en la posición del trabajador frente al empleador deudor, que sigue siendo deudor de ese crédito, aunque ahora frente al Fogasa. La jurisprudencia de la Sala 4ª, como se recuerda en la sentencia de 29 de junio de 2015, aunque no equipara el Fogasa a un fiador del art. 1822 CC (EDL 1889/1), admite que "su posición jurídica, cuando asume el pago de deudas del empleador, sea similar a la del fiador en el mismo caso". Dicho de otro modo, los pagos realizados por el Fogasa no extinguen las deudas del empleador concursado a las que se impute su pago, sino que continúan pero con la subrogación del Fogasa en la posición del trabajador.

as reglas de imputación de pagos deben extraerse de los principios concursales y de laratiosubyacente a las reglas de preferencia de pagos dentro del concurso. Conforme a las mismas, los créditos contra la masa deben pagarse a su vencimiento, mientras que para el pago de los créditos concursales, por formar parte de la masa pasiva, debe esperarse, en caso de convenio, a su aprobación y de acuerdo con la novación pactada en cuanto a quitas y esperas, y en caso de liquidación, tras la liquidación del activo, después de que hubieran sido satisfechos los créditos contra la masa (salvo en el caso del crédito por privilegio especial respecto de los bienes afectados a su pago) y por el orden de prelación aprobado en la lista de acreedores.

Aplicado lo anterior al presente caso, debía imputarse el pago por salarios primero a los adeudados que hubieran dado lugar a créditos contra la masa. Y sólo lo que excediera de estos importes, se imputaría a los créditos concursales y por el orden de prelación legal consiguiente a la clasificación de créditos. Al no seguir este criterio la Audiencia, procede estimar el recurso de casación.

STS (Civil) de 8 enero de 2020. EDJ 2020/500406


Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Cuotas de la Seguridad Social y créditos contra la masa en concurso

Cuotas de la Seguridad Social y créditos contra la masa en concurso

El TS considera que para que para que las cuotas de la Seguridad Social sean deudas de la masa, los salarios correspondientes han de ser imprescindibles para la liquidación y autorizados por el juez.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Sociedades Mercantiles 2020

Memento Concursal 2020

Memento Concursal 2020

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Créditos por salarios en concurso de acreedores