Aplicación de acción positiva de género en la contratación

Laboral

Aplicación de acción positiva de género en la contratación

El TSJ Las Palmas establece que han de aplicarse las medidas de acción positiva a favor de las mujeres previstas en el Convenio colectivo cuando los dos candidatos, un hombre y una mujer, se encuentran en igualdad de méritos y capacidades, en cuya valoración ha de tenerse en cuenta el contexto objetivo de infrarrepresentación femenina, pues permite detectar discriminaciones indirectas.

Reclama la candidata descartada en un proceso de selección, frente a la empresa convocante y frente al candidato elegido, por considerar que no se han aplicado las medidas de acción positiva a favor de las mujeres previstas en el Convenio colectivo.

En la instancia consideran que el candidato elegido acreditó una mayor cualificación, por lo que no entienden de aplicación dichas previsiones del Convenio, cuyo presupuesto es la igualdad de condiciones de mérito y capacidad de los candidatos.

La Sala estima el recurso y reconoce el derecho de la candidata demandante a ocupar el puesto de técnico gestor, pues los planes de igualdad de las empresas deben ser una herramienta real y no formal, al igual que las acciones positivas, que pese a ser una estrategia temporal, tienen como objetivo alcanzar la igualdad sustancial.

La jurisprudencia europea ha establecido que un candidato perteneciente al sexo infrarrepresentado puede concedérsele la preferencia frente a un competidor del sexo opuesto, siempre que los candidatos posean méritos equivalentes o sensiblemente equivalentes y cuando las candidaturas sean objeto de una apreciación objetiva que tenga en cuenta las situaciones particulares de naturaleza personal de todos los candidatos.

En el caso de autos el informe de la consultora externa que gestionó el proceso de selección consideró que ambos candidatos se adecuaban a los requerimientos del perfil solicitado para la cobertura de la plaza de técnico gestor del Servicio de Prevención Mancomunado.

La valoración posterior realizada por la empresa hace referencia al hecho de que el candidato elegido dispone de la titulación de ingeniero técnico industrial (expresamente referida en la convocatoria como preferible, pero no excluyente) frente a la titulación de ingeniera técnica en telecomunicaciones de la candidata descartada. Sin embargo, la valoración correcta de los méritos y capacidades solo puede hacerse atendiendo, además, a las características de la plaza a cubrir expresadas en la oferta de empleo.

Por otra parte, también ha de tenerse en cuenta el contexto objetivo de infrarrepresentación femenina a la hora de efectuar una correcta valoración de méritos y capacidades, y en el presente supuesto las mujeres están infrarrepresentadas en la categoría profesional a cubrir, por lo que, en caso de empate de méritos, son de aplicación las medidas de acción positiva previstas convencionalmente.

STSJ Canarias (Las Palmas) Sala de lo Social de 25 julio de 2017.EDJ 2017/211784

Fuente: Actualidad Mementos Social


Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Contratación temporal fraudulenta de orientadores de empleo

Contratación temporal fraudulenta de orientadores de empleo

El TS declara que pese a la habilitación legal para tan específica contratación limitada en el tiempo, se ha de considerar que la relación laboral de los contratados como orientadores/promotores de empleo tuvo «ab initio» o llegó a adquirir cualidad de indefinida, no fija, y que la finalización de tales ha de tener el tratamiento propio del despido improcedente, por afectar a relaciones laborales indefinidas y no temporales.