Alcance del código de vestuario empresarial

Laboral

Alcance del código de vestuario empresarial

El TSJ desestima el recurso, confirmando la sentencia de instancia, que rechazó que la empresa tuviese que dar o abonar cantidad en concepto de vestimenta, pues el exigir a los trabajadores la utilización de traje y corbata con la finalidad de obtener una imagen de decoro entre sus empleados es una práctica lícita, siempre que no se sobrepasen las reglas de trato social comúnmente admitidas. No obstante, a pesar de su obligatoriedad, la empresa no debe hacerse cargo de su abono pues debe diferenciarse entre esta vestimenta y los equipos de protección y los uniformes, que siempre son a cargo del empresario.

​​​​​

Señala el Tribunal que, conforme al convenio colectivo, se debe diferenciar, de un lado, las prendas de trabajo y equipos de protección que la empresa debe facilitar a sus trabajadores y, de otro, la indumentaria del personal que tenga trato con clientes o terceras personas ajenas a la empresa, como son los de oficinas centrales, red comercial y de servicios, la cual, conforme al "Manual de estilo de vestimenta profesional", de obligado cumplimiento para los empleados, será chaqueta con corbata, americana y pantalón con corbata, camisa de manga larga y zapatos formales.

La primera vestimenta se refiere a los uniformes y equipos de protección necesarios para desarrollar la prestación de servicios con una imagen corporativa homogénea que, como anteriormente se ha mencionado, deben ser facilitados por la empresa para evitar que el trabajador tenga que realizar un desembolso, en ocasiones importante en atención a la naturaleza del equipo de protección. Otra cuestión son las normas de estilo de vestimenta profesional que están dirigidas a los trabajadores que no deben acudir al trabajo en régimen de uniformidad y que, por su contacto con clientes y terceras personas ajenas a la empresa, está interesada en mantener determinada imagen exterior.

Considera la Sala que esta exigencia de la empresa es legítima, ya que la finalidad es perseguir una imagen de decoro de sus empleados que redunda en el bien empresarial siempre que no se sobrepase las reglas de trato social comúnmente admitidas.

Por tanto, si el trabajador ha aceptado la prestación de servicios en dicho régimen de indumentaria, que ni limita ni lesiona el derecho al honor, dignidad o propia imagen del trabajador, no puede ahora intentar eximirse de su cumplimiento o solicitar el pago de la indumentaria.


Fuente: ADN Análisis de Novedades

Amplíe esta información con:

Noticias
Formularios
Herramientas

En los últimos dos años y coincidiendo con la ligera recuperación económica, la siniestralidad laboral ha vuelto a crecer

Hoy día de la Seguridad y Salud en el trabajo entrevistamos a Pedro Valentín Quintana González, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Contable Memento Contable
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Sociedades Mercantiles 2021

Memento Sociedades Mercantiles 2021

Memento Concursal 2021

Memento Concursal 2021

Convenios Colectivos
Contenido Destacado
cerrar
DESTACADO
Alcance del código de vestuario empresarial