TS avala el despido de una embarazada en periodo de prueba al no alcanzar los objetivos mínimos fijados en su contrato

Laboral

TS avala el despido de una embarazada en periodo de prueba al no alcanzar los objetivos mínimos fijados en su contrato

El Tribunal Supremo ha considerado ajustado a derecho el despido de una trabajadora embarazada que se encontraba en periodo de prueba al valorar que la empresa rescindió el contrato porque no alcanzaba los objetivos mínimos fijados y no porque esperara un hijo.

Según se desprende de una sentencia de la Sala de lo Social del alto tribunal el despido de la trabajadora coincidió con el de uno de sus compañeros, varón, que tampoco consiguió los beneficios exigidos para la continuación de la relación laboral.

"El trbajador varón fue contratato en condiciones y fecha idénticas a las de la maujer y en ambos casos se daba la circunstancia de que no se habían alcanzado los objetivos mínimos fijados en la contratación inicial", dice la resolución.

Ambos trabajaban como comerciales en una empresa dedicada a instalaciones y servicios y tenían estipulada una contratación mínima mensual equivalente a una comisión de 240 euros. Durante el tiempo en que prestó servicios a la empresa, la mujer generó una facturación equivalente a una comisión de 120 euros en total.

La sentencia especifica que la trabajadora despedida fue contratada cuando se encontraba embarazada de 10 semanas sin que conste de la empresa tuviera conocimiento de su estado. La rescisión del contrato se produjo en la semana 16 de embarazo.


Según se desprende de una sentencia de la Sala de lo Social del alto tribunal el despido de la trabajadora coincidió con el de uno de sus compañeros, varón, que tampoco consiguió los beneficios exigidos para la continuación de la relación laboral.

"El trbajador varón fue contratato en condiciones y fecha idénticas a las de la maujer y en ambos casos se daba la circunstancia de que no se habían alcanzado los objetivos mínimos fijados en la contratación inicial", dice la resolución.

Ambos trabajaban como comerciales en una empresa dedicada a instalaciones y servicios y tenían estipulada una contratación mínima mensual equivalente a una comisión de 240 euros. Durante el tiempo en que prestó servicios a la empresa, la mujer generó una facturación equivalente a una comisión de 120 euros en total.

La sentencia especifica que la trabajadora despedida fue contratada cuando se encontraba embarazada de 10 semanas sin que conste de la empresa tuviera conocimiento de su estado. La rescisión del contrato se produjo en la semana 16 de embarazo.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

comentarios
DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Social Memento Social
EVENTOS

18

JUN

Martes 18 de Junio, 9:00

Contabilidad para auxiliares (MADRID)

26

SEP

Jueves 26 de Septiembre, 10:00

Mapa de riesgos en protección de datos para departamentos de marketing (BARCELONA)

PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Social 2019

Memento Social 2019

Memento Fiscal 2019

Memento Fiscal 2019

Convenios Colectivos

¿CONOCES ADN?
¿CONOCES ADN?
TS avala el despido de una embarazada en periodo de prueba al no alcanzar los objetivos mínimos fijados en su contrato