El Congreso afronta una semana de debates sobre la reforma que culminará con su convalidación

Jurídico

El Congreso afronta una semana de debates sobre la reforma que culminará con su convalidación

El Congreso de los Diputados afrontará esta semana toda una batería de  preguntas, iniciativas y mociones relativas a la reforma laboral, que  será convalidada de forma definitiva por el Pleno el jueves y que,  previsiblemente, también se convertirá entonces en proyecto de ley para  poder ser tramitada en el Parlamento.

Desde que el Consejo de Ministros aprobara el 10 de febrero el decreto ley de reforma --que incluye cambios como la creación de un nuevo tipo de contrato para emprendedores, la ampliación de la flexibilidad interna, cambios en la negociación colectiva o refuerzo del derecho de formación de los trabajadores-- el debate sobre el cambio normativo ha ocupado tanto la Cámara baja como la calle.

Así, a las diversas concentraciones y manifestaciones convocadas por los sindicatos en contra de la reforma --y pendientes aún de que UGT y CC.OO. decidan si convocan una huelga general-- se han sumado preguntas a este respecto en todas las sesiones plenarias y también en las comisiones económicas y ruedas de prensa de diversa índole celebradas hasta la fecha.

Sin embargo, la prueba de fuego de la reforma llegará esta semana. Tan solo dos días antes de su convalidación el Pleno se pronunciará por primera vez al respecto del decreto ley durante la votación de una moción de los socialistas en la que alertan sobre las repercusiones de la reforma en la negociación colectiva y en los salarios, además de pedir su retirada.

ENMIENDA A LA TOTALIDAD

Y es que el PSOE ya ha anunciado que, además de su voto contrario, presentarán una enmienda a la totalidad y una propuesta alternativa de reforma laboral basada tanto en su programa electoral como en los acuerdos alcanzados a finales de enero por los agentes sociales en lo relativo a moderación salarial y negociación colectiva, un entendimiento que el Gobierno ha dejado, a juicio de los socialistas, en "papel mojado".

Además, diferentes responsables del PSOE, comenzando por su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, han alertado durante el último mes de que el único efecto que tendrá la reforma laboral será "más paro", además de criticar que es desequilibrada e injusta, y que acaba con un modelo de negociación laboral basado en la paz social.

De hecho, además de la moción los socialistas han presentado toda una batería de preguntas para la sesión de control al Gobierno, el miércoles, relativas a este asunto, comenzando por una registrada por Rubalcaba al presidente, Mariano Rajoy, en la que le interroga sobre si ve "razonable" haber cambiado "radicalmente" las relaciones laborales en España a través de su reforma sin haber contado para ello con las opiniones de los sindicatos.

PREGUNTAS EN LA SESIÓN DE CONTROL

Además, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, protagonizarán un cara a cara sobre si ésta y otras decisiones adoptadas por el Ejecutivo "generarán la necesaria confianza" en la economía nacional; y la diputada Elvira Ramón Utrabo preguntará a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, si ha evaluado cómo afectará el cambio normativo a "la conciliación de la vida familiar y profesional".

En el debate de convalidación de la reforma que tendrá lugar el jueves los socialistas no serán los únicos que rechacen el texto pues también lo han anunciado los grupos de PNV, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y UPyD.

Así las cosas, a los 'populares' sólo les queda por confirmar si CiU vota finalmente a favor del decreto ley o se abstiene, ya que aunque sus principales responsables han reconocido públicamente que les gusta "la música" de la reforma, también han criticado algunos aspectos y han anunciado sus propias enmiendas.


Desde que el Consejo de Ministros aprobara el 10 de febrero el decreto ley de reforma --que incluye cambios como la creación de un nuevo tipo de contrato para emprendedores, la ampliación de la flexibilidad interna, cambios en la negociación colectiva o refuerzo del derecho de formación de los trabajadores-- el debate sobre el cambio normativo ha ocupado tanto la Cámara baja como la calle.

Así, a las diversas concentraciones y manifestaciones convocadas por los sindicatos en contra de la reforma --y pendientes aún de que UGT y CC.OO. decidan si convocan una huelga general-- se han sumado preguntas a este respecto en todas las sesiones plenarias y también en las comisiones económicas y ruedas de prensa de diversa índole celebradas hasta la fecha.

Sin embargo, la prueba de fuego de la reforma llegará esta semana. Tan solo dos días antes de su convalidación el Pleno se pronunciará por primera vez al respecto del decreto ley durante la votación de una moción de los socialistas en la que alertan sobre las repercusiones de la reforma en la negociación colectiva y en los salarios, además de pedir su retirada.

ENMIENDA A LA TOTALIDAD

Y es que el PSOE ya ha anunciado que, además de su voto contrario, presentarán una enmienda a la totalidad y una propuesta alternativa de reforma laboral basada tanto en su programa electoral como en los acuerdos alcanzados a finales de enero por los agentes sociales en lo relativo a moderación salarial y negociación colectiva, un entendimiento que el Gobierno ha dejado, a juicio de los socialistas, en "papel mojado".

Además, diferentes responsables del PSOE, comenzando por su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, han alertado durante el último mes de que el único efecto que tendrá la reforma laboral será "más paro", además de criticar que es desequilibrada e injusta, y que acaba con un modelo de negociación laboral basado en la paz social.

De hecho, además de la moción los socialistas han presentado toda una batería de preguntas para la sesión de control al Gobierno, el miércoles, relativas a este asunto, comenzando por una registrada por Rubalcaba al presidente, Mariano Rajoy, en la que le interroga sobre si ve "razonable" haber cambiado "radicalmente" las relaciones laborales en España a través de su reforma sin haber contado para ello con las opiniones de los sindicatos.

PREGUNTAS EN LA SESIÓN DE CONTROL

Además, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, protagonizarán un cara a cara sobre si ésta y otras decisiones adoptadas por el Ejecutivo "generarán la necesaria confianza" en la economía nacional; y la diputada Elvira Ramón Utrabo preguntará a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, si ha evaluado cómo afectará el cambio normativo a "la conciliación de la vida familiar y profesional".

En el debate de convalidación de la reforma que tendrá lugar el jueves los socialistas no serán los únicos que rechacen el texto pues también lo han anunciado los grupos de PNV, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y UPyD.

Así las cosas, a los 'populares' sólo les queda por confirmar si CiU vota finalmente a favor del decreto ley o se abstiene, ya que aunque sus principales responsables han reconocido públicamente que les gusta "la música" de la reforma, también han criticado algunos aspectos y han anunciado sus propias enmiendas.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

comentarios
DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Social Memento Social
EVENTOS

26

SEP

Jueves 26 de Septiembre, 10:00

Mapa de riesgos en protección de datos para departamentos de marketing (BARCELONA)

PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Social 2019

Memento Social 2019

Memento Fiscal 2019

Memento Fiscal 2019

Convenios Colectivos

Contenido Destacado
cerrar
El Congreso afronta una semana de debates sobre la reforma que culminará con su convalidación