Bruselas propone proteger por ley los secretos comerciales frante a robo

Internacional

Bruselas propone proteger por ley los secretos comerciales frante a robo

En la actualidad no existe legislación de la UE sobre la materia y las   diferencias y lagunas en las normas nacionales dificultan la protección  de los  secretos comerciales.

La Comisión Europea ha propuesto este jueves una norma para proteger los secretos comerciales de las empresas frente al robo y su utilización y su divulgación ilegales. Una de cada cinco empresas ha sufrido al menos un intento de apropiación indebida de sus secretos comerciales en la última década y la cifra va en aumento, ya que en 2013 ha denunciado el robo de datos un 25% de las compañías frente al 18% de 2012.

La propuesta introduce una definición común del concepto de "secreto comercial" así como mecanismos a través de los cuales las víctimas de la apropiación indebida de esta información confidencial pueden obtener reparación. En la actualidad no existe legislación de la UE sobre la materia y las diferencias y lagunas en las normas nacionales dificultan la protección de los secretos comerciales.

La norma, que debe ser aprobada por los Gobiernos y la Eurocámara, facilitará según Bruselas que los tribunales nacionales hagan frente a la apropiación indebida de información comercial confidencial y retiren del mercado los productos que infringen la legislación sobre el secreto comercial, así como que las víctimas reciban indemnizaciones por dichas infracciones.

"La ciberdelincuencia y el espionaje industrial forman desafortunadamente parte de la realidad cotidiana en la que se mueven las empresas europeas. Tenemos la responsabilidad de velar por que nuestras leyes evolucionan con los tiempos y que los activos estratégicos de nuestras compañías están protegidos de manera adecuada contra el robo y la usurpación", ha dicho el comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, en un comunicado.

En la actualidad, España, Austria, Bulgaria, República Checa, Estonia, Alemania, Finlandia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Suecia tienen legislación sobre apropiación indebida de secretos comerciales. Pero España, Alemania, Finlandia, Grecia o Dinamarca no definen lo que es un secreto comercial.

En Bélgica, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Malta, Holanda y Reino Unido no hay disposiciones específicas sobre secretos comerciales en la legislación civil, y su protección depende de la interpretación de los tribunales. En Chipre esta información sólo está protegida por contrato, mientras que Francia impone sanciones penales al robo de algunos tipos de secretos comerciales si lo comete un empleado.

La Comisión sostiene que un sistema sólido, equilibrado y armonizado de protección de los secretos comerciales ofrecerá a las empresas y los investigadores un entorno más seguro en el que pueden crear, compartir y registrar valiosos conocimientos y tecnología a través de las fronteras del mercado único. Asimismo, facilitará la participación de las empresas y los investigadores de diferentes países de la UE en proyectos comunes y de colaboración para la innovación y la investigación.

Los secretos comerciales (también denominados "información comercial confidencial" o "información reservada") son utilizados por empresas de todos los tamaños en todos los sectores económicos para proteger una amplia gama de información como el proceso de fabricación de neumáticos Michelin, la receta del "pasteis de Belém" (una variedad de repostería portuguesa), la tecnología y los conocimientos técnicos utilizados en las aeronaves de Airbus y el algoritmo de búsqueda de Google.

A diferencia de los inventos patentados o las novelas, protegidos por los derechos de autor, el titular de un secreto comercial como una fórmula, un proceso comercial, una receta o un concepto de mercadotecnia, no es el propietario de un derecho exclusivo sobre su creación. Por consiguiente, los competidores y otros terceros pueden descubrir, desarrollar y utilizar libremente el mismo modelo. Los secretos comerciales solo están jurídicamente protegidos en los casos en los que alguien ha obtenido información confidencial por medios ilegítimos (por ejemplo, mediante robo o soborno).


La Comisión Europea ha propuesto este jueves una norma para proteger los secretos comerciales de las empresas frente al robo y su utilización y su divulgación ilegales. Una de cada cinco empresas ha sufrido al menos un intento de apropiación indebida de sus secretos comerciales en la última década y la cifra va en aumento, ya que en 2013 ha denunciado el robo de datos un 25% de las compañías frente al 18% de 2012.

La propuesta introduce una definición común del concepto de "secreto comercial" así como mecanismos a través de los cuales las víctimas de la apropiación indebida de esta información confidencial pueden obtener reparación. En la actualidad no existe legislación de la UE sobre la materia y las diferencias y lagunas en las normas nacionales dificultan la protección de los secretos comerciales.

La norma, que debe ser aprobada por los Gobiernos y la Eurocámara, facilitará según Bruselas que los tribunales nacionales hagan frente a la apropiación indebida de información comercial confidencial y retiren del mercado los productos que infringen la legislación sobre el secreto comercial, así como que las víctimas reciban indemnizaciones por dichas infracciones.

"La ciberdelincuencia y el espionaje industrial forman desafortunadamente parte de la realidad cotidiana en la que se mueven las empresas europeas. Tenemos la responsabilidad de velar por que nuestras leyes evolucionan con los tiempos y que los activos estratégicos de nuestras compañías están protegidos de manera adecuada contra el robo y la usurpación", ha dicho el comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, en un comunicado.

En la actualidad, España, Austria, Bulgaria, República Checa, Estonia, Alemania, Finlandia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Suecia tienen legislación sobre apropiación indebida de secretos comerciales. Pero España, Alemania, Finlandia, Grecia o Dinamarca no definen lo que es un secreto comercial.

En Bélgica, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Malta, Holanda y Reino Unido no hay disposiciones específicas sobre secretos comerciales en la legislación civil, y su protección depende de la interpretación de los tribunales. En Chipre esta información sólo está protegida por contrato, mientras que Francia impone sanciones penales al robo de algunos tipos de secretos comerciales si lo comete un empleado.

La Comisión sostiene que un sistema sólido, equilibrado y armonizado de protección de los secretos comerciales ofrecerá a las empresas y los investigadores un entorno más seguro en el que pueden crear, compartir y registrar valiosos conocimientos y tecnología a través de las fronteras del mercado único. Asimismo, facilitará la participación de las empresas y los investigadores de diferentes países de la UE en proyectos comunes y de colaboración para la innovación y la investigación.

Los secretos comerciales (también denominados "información comercial confidencial" o "información reservada") son utilizados por empresas de todos los tamaños en todos los sectores económicos para proteger una amplia gama de información como el proceso de fabricación de neumáticos Michelin, la receta del "pasteis de Belém" (una variedad de repostería portuguesa), la tecnología y los conocimientos técnicos utilizados en las aeronaves de Airbus y el algoritmo de búsqueda de Google.

A diferencia de los inventos patentados o las novelas, protegidos por los derechos de autor, el titular de un secreto comercial como una fórmula, un proceso comercial, una receta o un concepto de mercadotecnia, no es el propietario de un derecho exclusivo sobre su creación. Por consiguiente, los competidores y otros terceros pueden descubrir, desarrollar y utilizar libremente el mismo modelo. Los secretos comerciales solo están jurídicamente protegidos en los casos en los que alguien ha obtenido información confidencial por medios ilegítimos (por ejemplo, mediante robo o soborno).

Amplíe esta información con:

Noticias
Secretos comerciales

Nueva Directiva de protección de secretos comerciales o empresariales

El pasado 5 de julio ha entrado en vigor la Directiva 2016/943, de 8 de junio, relativa a la protección de los conocimientos técnicos y la información empresarial no divulgados (secretos comerciales) contra su obtención, utilización y revelación ilícitas, más conocida como la Directiva de protección de secretos comerciales. No obstante, su plazo de transposición es hasta 9 de junio de 2018.

 

COMENTARIOS0

Desde Espacio Asesoría no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace, desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

comentarios
DESTACADO
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Claves Prácticas Jornada Laboral. Control horario Claves Prácticas Jornada Laboral. Control horario
EVENTOS

26

SEP

Jueves 26 de Septiembre, 10:00

Mapa de riesgos en protección de datos para departamentos de marketing (BARCELONA)

17

OCT

Jueves 17 de Octubre, 10:00

Curso práctico de auditoría 1. Enfoque de riesgos en la Planificación de la Auditoría

20

NOV

Miércoles 20 de Noviembre, 16:00

Contabilidad de empresas en dificultades y concursadas (MADRID)

evento propio
PUBLICACIONES MAS VISITADAS
Memento Social 2019

Memento Social 2019

Memento Fiscal 2019

Memento Fiscal 2019

Convenios Colectivos

Contenido Destacado
cerrar
Script Prueba
Bruselas propone proteger por ley los secretos comerciales frante a robo