Valoración de bienes inmuebles adquiridos entre herencia y donación

Fiscal

Valoración de bienes inmuebles adquiridos entre herencia y donación

El TSJ considera que no es posible valorar el mismo inmueble, una parte por el valor declarado, otra parte por el valor catastral y otra parte por el comprobado. La valoración del mismo inmueble ha de hacerse sobre la totalidad del mismo, por el mayor de los tres valores citados.

​​​

La reclamación económico-administrativa formulada fue estimada en parte por la resolución del TEAR que se impugna en el presente recurso, si bien esta desestimó las alegaciones de la reclamante relativas al valor del citado 22% de la finca y a la no deducibilidad de la cuota del IP del ejercicio litigioso.

La recurrente discrepa de la resolución del TEAR impugnada en relación al valor del 22% dado a la finca: la recurrente alega que ese 22% de la finca, ha sido adquirido en virtud de la escritura de donación de 8-6-1999, en la que se valoró en 81.978,05 €. Por eso entiende que este valor es el que ha tenerse en cuenta a efectos del IP, y que el 78% restante de dicha finca ha de valorarse en 1.771.118 €.

La Sala lo rechaza pues la normativa del IP dispone que los bienes de naturaleza urbana o rústica se computan por el mayor valor de los tres siguientes: el valor catastral, el comprobado por la Administración a efectos de otros tributos o el precio, contraprestación o valor de la adquisición.

La misma finca no puede tener, a la fecha del devengo del Impuesto, dos valores distintos como se pretende por la recurrente. Al aceptar la Administración el valor declarado por la recurrente del 78% de la finca litigiosa (1.771.118 €) a efectos del ISD, el otro 22% de la misma finca, que es única, ha de valorarse a esa fecha de la misma forma, en este caso en 703.193,29 €. La literalidad de la LIP no permite valorar el mismo bien, urbano o rústico, una parte por el valor declarado, otra parte por el valor catastral y otra parte por el comprobado. La valoración del mismo bien ha de hacerse sobre la totalidad del mismo, en concreto por el mayor de los tres citados.

Por otra parte, en la determinación de la base imponible, en la que se parte del valor del patrimonio neto, se han de cuantificar las deudas u obligaciones personales de las que deba responder el sujeto pasivo, valorándose por su nominal a 31 de diciembre del año correspondiente; momento al que se refiere la existencia del patrimonio y, por tanto, el de las deudas a deducir. La cuota tributaria constituye el resultado de aplicar a la base el tipo de gravamen correspondiente, de donde resulta que la determinación de aquella base constituye conceptualmente un momento anterior, por definición, al de la cuota, por lo que no es posible que esta se convierta al mismo tiempo en un elemento integrante de aquélla.

STSJ Madrid Sala de lo Social de 23enero de 2017. EDJ 2017/19047

Fuente: ADN Fiscal


Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
Infografias
Herencia a beneficio de inventario y albaceas designados por el causante

Herencia a beneficio de inventario y albaceas designados por el causante

El TEAC afirma que aunque hayan sido nombrados albaceas por el causante, estos no tienen competencia para representar a los herederos en materia tributaria, entendiéndose devengado el impuesto cuando haya existido aceptación de la herencia a beneficio de inventario por parte de los herederos.

 

COMENTARIOS0
comentarios
NEWSLETTER
EVENTOS

04

DIC

Lunes 4 de Diciembre, 10:00

Nueva Ley de Autónomos. Aspectos clave.

LIBRO RECOMENDADO
Memento Sociedades Mercantiles Memento Sociedades Mercantiles
Convenios Colectivos

¿CONOCES ADN?
¿CONOCES ADN?
NOTICIAS MAS RECIENTES

JURÍDICO

Ocultación de domicilio: Maquinación fraudulenta

Leer más >


MERCANTIL

Préstamo multidivisa sin advertencia de riesgos: Carácter abusivo

Leer más >


FISCAL

Culpabilidad en el procedimiento sancionador

Leer más >


TRIBUNA

Las sociedades unipersonales: Obligaciones formales

Leer más >


Valoración de bienes inmuebles adquiridos entre herencia y donación