La remuneración por asalariado ha caído casi seis puntos desde el inicio de la crisis, según CC.OO.

Rechazo mayoritario de gobiernos, reguladores, empresas y auditores, y división entre los comisarios ante la propuesta de Barnier

Mujeres de baja por maternidad y embarazadas, en la lista de 42 despidos de la ACCD

Laboral

La remuneración por asalariado ha caído casi seis puntos desde el inicio de la crisis, según CC.OO.

El ritmo de crecimiento anual de la remuneración por asalariado ha sufrido un "progresivo y drástico" ajuste desde el inicio de la crisis, al pasar de una tasa anual del 6,4% nominal en 2008 a sólo el 0,5% en el primer semestre de 2011, según un informe sobre coyuntura salarial elaborado por CC.OO.

El sindicato atribuye esta fuerte caída en la remuneración de los asalariados a la contención salarial y a la fuerte destrucción de empleo asalariado que ha provocado la situación económica y que "no parece haber tocado fondo en el cuarto año de crisis".

Sin embargo, CC.OO. precisa en su informe que no se puede dirimir qué parte de la rebaja de la remuneración de los asalariados responde a la moderación salarial y qué parte al recorte del empleo.

Sindicatos y empresarios firmaron a principios de 2010 el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (ANC) para un período de tres años (2010, 2011 y 2012), en el que, teniendo en cuenta el momento económico, se establecen topes y bandas orientativas para el crecimiento salarial a pactar por los negociadores de los convenios: hasta el 1% en 2010, entre el 1% y el 2% en 2011, y entre el 1,5% y el 2,5% en 2012.

El secretario de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Górriz, se ha mostrado dispuesto a ampliar la vigencia del ANC más allá de 2012, pero ha advertido de que el crecimiento moderado de los salarios debe venir acompañado de un "firme compromiso con el control de precios, mediante una limitación de los beneficios empresariales y una mayor reinversión de los excedentes para reformar la capacidad de las empresas españolas".

"Un esfuerzo de moderación salarial sólo desde los salarios sería un ejercicio socialmente injusto y económicamente baldío para conseguir crear empleo", ha precisado.

Según el análisis de CC.OO., los costes por trabajador prácticamente dejaron de crecer en 2010 (sólo un 0,7%) y en lo que va de 2011 (0,5%) y su ritmo de variación está cada vez más por debajo de la evolución de los ingresos por trabajador.

Por sectores, la tendencia a la moderación en la remuneración por asalariado se aprecia en todos, a excepción de la agricultura y un ligero repunte en la industria en el primer semestre, que para CC.OO. todavía no constituye una tendencia.

El recorte más importante se produce en los servicios públicos (servicios de no mercado), con tasas de variación negativa en 2010 y 2011 debidas al recorte y congelación salarial de los empleados públicos. Pese al recorte salarial, producido en 2010, el sector público no registró caídas agregadas de su empleo hasta el primer semestre de 2011, lo que probablemente supone, para el sindicato, "el inicio de un ajuste aplazado".

REFERENCIAR SALARIOS SÓLO A PRODUCTIVIDAD, UN RIESGO.

La organización que dirige CC.OO. explica que en 2009, 2010 y primer semestre de 2011, la influencia de los costes laborales sobre el incremento de los precios estaba por debajo de la ejercida por los beneficios empresariales.

Es más, argumenta que en 2010 y 2011 los costes laborales contribuyen negativamente al crecimiento de los precios, compensando en parte el empuje al alza ejercido por los beneficios y los impuestos, que fueron especialmente inflacionistas en 2010 debido al aumento de los tipos impositivos del IVA.

En el primer semestre de 2011, los precios crecieron un 1,9% intersemestral, aportando los beneficios 2,5 puntos porcentuales a este aumento y los impuestos, 0,1 puntos. Por el contrario, los costes laborales compensaron parcialmente estas subidas, rebajando la presión sobre los precios (-0,6 puntos).

CC.OO. cree que las empresas podrían estar destinando la rebaja de costes laborales a contener la destrucción de empleo, "que de otra forma sería aún mayor", y a reducir su elevado endeudamiento mientras prosiguen las dificultades para obtener financiación externa, renovar líneas de crédito o renegociar la deuda.

Sobre la idea de las organizaciones empresariales y otras instancias de referenciar la evolución de los salarios sólo a la productividad nominal y ubicar preferentemente esta negociación en la empresa, CC.OO. advierte de que avanzar por este camino conllevaría "serios riesgos" y ha apuntado que exigiría también emplear la información fiscal que el empresario facilita a la Hacienda Pública para la estimación y cálculo de la productividad.


 
COMENTARIOS0
comentarios
NEWSLETTER
EVENTOS

13

DIC

Martes 13 de Diciembre, 16:00

Problemática Contable de Arrendamientos I: Los Arrendamientos del PGC en la Práctica

evento propio
¿CONOCES ADN?
CONVENIOS COLECTIVOS

LIBRO RECOMENDADO
Memento Gestores Administrativos
La remuneración por asalariado ha caído casi seis puntos desde el inicio de la crisis, según CC.OO.