Comunicación, marketing y posicionamiento en despachos de abogados

Marketing

Comunicación, marketing y posicionamiento en despachos de abogados

En la sociedad actual los despachos deben de centrarse en campañas de publicidad enfocadas a posicionamiento y no directamente a captación de clientes. Además, en muchos casos, no existe una estrategia de diferenciación, siendo básico el tener en claro qué se quiere ser para el cliente y qué tipo de cliente es el prioritario para el despacho.

El modelo tradicional del abogado multidisciplinar e informativamente opaco ha dado paso, de forma paulatina a un modelo más corporativo y aperturista, en el que los proyectos individuales de un solo abogado se convierten en proyectos colectivos con decenas de juristas que buscan satisfacer las necesidades de crecimiento de sus clientes.

La visión tradicional mediante la cual el abogado recibía a los clientes y aceptaba sus asuntos se desvanece ante un mundo competitivo y exigente en el que el abogado, además de prestar asesoramiento legal, debe salir a la calle a conseguir nuevos clientes.

A esto se añade a la necesidad de acometer una serie de tareas hasta el momento desconocidas para el abogado, como la contabilidad, el control de la gestión, los recursos humanos, el marketing o la comunicación.

Este cambio de paradigma marca el momento en el que los despachos de abogados se convierten en empresas de servicios jurídicos profesionales, en las que cohabitan una serie de funciones de apoyo al ejercicio cuya gestión debe ser profesionalizada.

En España, esta ola de profesionalización no llega hasta los primeros años del siglo XXI, cuando muchos despachos empiezan a asumir la necesidad de estructurar y de gestionar con la máxima eficiencia sus políticas de desarrollo de negocio y de comunicación.

Así, la comunicación y el marketing coexisten hoy en día en las firmas de abogados y forman parte ineludible del mapa directivo de los despachos, contribuyendo al logro de los objetivos marcados en la estrategia general.

 

Reputación y redes sociales

Se puede definir la reputación como el conjunto de significados por los que una empresa es conocida, y mediante los cuales las personas recuerdan, describen o se relacionan con dicha empresa y es el resultado neto de la interacción entre las creencias, los sentimientos, las ideas y las impresiones que una persona tiene sobre una organización.

Una reputación positiva funciona, por tanto, como un imán, pues genera una atracción en los públicos externos y permite atraer y retener mejor a los públicos internos, pero una reputación negativa supone un freno para la generación de negocio y de nuevas relaciones, desmotiva a los empleados y cercena la actividad comercial de la empresa.

El cliente está buscando encontrarnos por nuestra especialidad más diferenciada, y lo hace a través del contenido de valor que ofrecemos en la red.

Así, la red habla de los despachos aunque no se tenga web o cuenta en redes sociales, bien sea por comentarios sobre los servicios en blogs o en redes sociales, bien sea por los propios resultados de navegación.

Un asesoramiento legal nace de la confianza y de la credibilidad que un cliente deposita en el asesor o en el despacho que contrata, y que a su vez proviene, en muchísimas ocasiones, del relato cercano de alguien que también depositó en su día su confianza y su credibilidad en esa persona o entidad. Y así, sin una existencia palpable, los despachos de abogados cimentan su sostenibilidad en la reputación que genera su entorno.

La reputación nace, por consiguiente, de la influencia ejercida por la información con base en la experiencia personal de cada uno, en la experiencia de personas muy cercanas (amigos, colegas, etc.) y en la experiencia transmitida en medios de comunicación masiva (publicidad, opinión, etc.).

Actualmente estamos en una sociedad hiperconectada y multidispositivo en la que la información nos llega a gran velocidad y en cantidades impensables hace apenas unos años; en el que la vida y los negocios se desarrollan off y online de forma paralela y en el que la opinión de los usuarios en los medios sociales genera debate, conocimiento e inteligencia colectiva y colaborativa.

Por tanto, es absolutamente imprescindible cuidar la comunicación como una de las herramientas que más influencia ejercen sobre la reputación.

Fuente: Memento Acceso a la Abogacía​ ​

Amplíe esta información con:

Noticias
eBook Gratuíto
El marketing y los abogados

El marketing y los abogados

Actualmente, con la revolución tecnológica y la crisis, así como el aumento de la competitividad, el marketing jurídico se está convirtiendo en un aspecto imprescindible para los despachos de abogados, y no solo para los grandes, que van creando sus propios departamentos de marketing, sino también para despachos medianos, pequeños.

 

COMENTARIOS0
comentarios
NEWSLETTER
LIBRO RECOMENDADO
Memento Gestores Administrativos Memento Gestores Administrativos
Convenios Colectivos

¿CONOCES ADN?
¿CONOCES ADN?
NOTICIAS MAS RECIENTES

CONTABLE

Condiciones para nombramiento y actuación de auditores

Leer más >


MERCANTIL

Denegación de inscripción de sociedad profesional

Leer más >


JURÍDICO

Concepto “distancia” en compensación por retraso de vuelos con conexión

Leer más >


LABORAL

Límites a la solidaridad en sucesión de contratas

Leer más >


Comunicación, marketing y posicionamiento en despachos de abogados