El Gobierno aprueba el real decreto por el que nombra a José Luis Escrivá presidente de la Autoridad Fiscal

Fiscal

El Gobierno aprueba el real decreto por el que nombra a José Luis Escrivá presidente de la Autoridad Fiscal

El Gobierno ha aprobado el real decreto por el que nombra a José Luis Escrivá Belmonte presidente de la Autoridad Fiscal Independiente, que fue aprobada el pasado mes de noviembre y que tiene como finalidad supervisar la ejecución presupuestaria de las principales administraciones y organismos públicos.

El anuncio de su nombramiento, realizado el pasado 24 de enero, se ha ratificado con la aprobación de este real decreto, después de que ayer mismo el nuevo presidente compareciera en el Congreso de los Diputados para recibir el visto bueno de la Cámara Baja, necesario para que su propuesta de nombramiento se hiciera efectiva.

Según el Gobierno, su nombramiento cumple con las exigencias de ser una persona de reconocido prestigio y con una experiencia mínima de diez años de ejercicio profesional, al tiempo que destaca que la nueva Autoridad Fiscal Independiente es un organismo fundamental para el proceso de consolidación fiscal que vive España y da cumplimiento también a las exigencias de la Comisión Europea para el control del gasto público.

Licenciado en Ciencias Económicas y doctor en Economía, Escrivá ha sido también consultor en organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional o las Naciones Unidas. Además, ha sido director de la Oficina para las Américas y responsable de la División de Política Monetaria del Banco Central Europeo (BCE). En el ámbito privado, el presidente de la Autoridad Fiscal Independiente ha ocupado también la Dirección del Servicio de Estudios de BBVA, donde sustituyó al exministro de Industria, Miguel Sebastián.

La nueva institución de control fiscal que dirigirá Escrivá, quien ocupará el cargo durante seis años no prorrogables, estará adscrita al Ministerio de Hacienda --y no a las Cortes Generales, como pedía la mayor parte de los partidos de la oposición para garantizar su independencia-- y se financiará fundamentalmente a través de las tasas que cobrará a las administraciones por sus informes.

La nueva autoridad fiscal, similar a las que existen en otros países de la UE, será un ente público e independiente y con personalidad jurídica propia. Su principal función será garantizar el cumplimiento efectivo del artículo 135 de la Constitución que fue reformado por el Gobierno para garantizar la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera.

Además del presidente, el nuevo organismo contará también con directores de división que serán nombrados por el Consejo de Ministros a propuesta del presidente del organismo. Estos directores deberán tener una experiencia de al menos diez años en materias propias de la división que vayan a ocupar.

Elaborará informes y opiniones

Las funciones de la nueva autoridad fiscal se centrarán en el análisis, el asesoramiento y el control en relación con la política presupuestaria. Así, elaborará informes preceptivos y no vinculantes de forma que, si la Administración a la que va dirigida el informe se aparta del criterio dado, deberá motivarlo.

En concreto, se pronunciará sobre las iniciativas propias de las administraciones que afecten a materias previstas en la ley de estabilidad presupuestaria. Así, valorará las previsiones macroeconómicas, que deberán contar con informe favorable, y el programa de estabilidad, y realizará seguimientos sobre la ejecución presupuestaria, la deuda pública y la aplicación de regla de gasto prevista en la ley.

De la misma forma, calibrará los planes económicos y financieros del Estado y las comunidades autónomas y presentará un informe sobre el establecimiento de objetivos individuales de déficit que enviará a Hacienda en los diez días siguientes a la aprobación de los objetivos globales de déficit en el Consejo de Ministros.

Escrivá garantiza independencia

El propio Escrivá se comprometió ayer, durante su comparecencia en el Congreso, a ejercer el cargo con "absoluta autonomía e independencia" y a "reforzar" los procedimientos de transparencia y rendición de cuentas, con propuestas como crear un comité consultivo de expertos y hacer evaluaciones externas de la institución.

Escrivá también quiere crear un panel o comité asesor de expertos que analice regularmente el funcionamiento de la Autoridad y le asesore sobre temas concretos. De hecho, la ley le permite llamar al Comité de Dirección a asesores técnicos, aunque consultará con los abogados sobre la posibilidad de hacer más permanente ese órgano consultivo.

"Es importante que los próximos años nos cuestionemos abiertamente el marco institucional diseñado para la Autoridad Fiscal Independiente, de forma que se identifiquen a tiempo problemas de funcionamiento y se propongan mejoras", dijo, recordando que este tipo de instituciones son novedosas en todo el ámbito europeo por lo que habrá que ver los esquemas elegidos por otros países.

De hecho, la próxima semana Escrivá ya tiene cerradas reuniones con sus homólogos británico y estadounidense para "aprender" de su forma de funcionar. Aún tendrá tiempo además de ir perfilando sus funciones porque está pendiente de aprobación el estatuto orgánico, sin el cual la Autoridad no se puede poner en marcha, así como la búsqueda de sede y la contratación del personal.


 

COMENTARIOS0
comentarios
NEWSLETTER
EVENTOS

04

DIC

Lunes 4 de Diciembre, 10:00

Nueva Ley de Autónomos. Aspectos clave.

LIBRO RECOMENDADO
Memento Sociedades Mercantiles Memento Sociedades Mercantiles
Convenios Colectivos

¿CONOCES ADN?
¿CONOCES ADN?
NOTICIAS MAS RECIENTES

JURÍDICO

Ocultación de domicilio: Maquinación fraudulenta

Leer más >


MERCANTIL

Préstamo multidivisa sin advertencia de riesgos: Carácter abusivo

Leer más >


FISCAL

Culpabilidad en el procedimiento sancionador

Leer más >


TRIBUNA

Las sociedades unipersonales: Obligaciones formales

Leer más >


El Gobierno aprueba el real decreto por el que nombra a José Luis Escrivá presidente de la Autoridad Fiscal