El PP tumba en el Congreso la petición de crear un impuesto de grandes fortunas

Jurídico

El PP tumba en el Congreso la petición de crear un impuesto de grandes fortunas

El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado la iniciativa del  PSOE de crear un nuevo impuesto que grave las grandes fortunas, proponiendo destinar la mitad de esta cantidad a las  comunidades autónomas para que financiaran la sanidad, la educación y  los servicios públicos esenciales.

La mayoría absoluta del PP ha rechazado la creación de esta nueva figura impositiva. La diputada 'popular' Matilde Pastora Asián ha justificado su rechazo con "el mismo argumento por el que el Gobierno socialista suprimió en 2008 el Impuesto de Patrimonio: que había perdido la capacidad para alcanzar los objetivos para los cuales había sido diseñado por los cambios en el entorno internacional y por los cambios en la legislación del impuesto".

Así, ha recordado que el Impuesto sobre el Patrimonio dejó de ser "redistributivo" o eficaz en su gestión, y ha apuntado que "no se trata de decir 'vamos a gravar a las fortunas' y no poder hacerlo efectivo". Además, ha asegurado que el Gobierno del PP ya ha impuesto tipos más altos a quienes más tienen mediante "una profunda, sosegada, reforma del sistema tributario".

Sin embargo, los socialistas consideran que la austeridad imperante en las cuentas públicas debe ir acompañada de la búsqueda de nuevas fórmulas de financiación de las arcas estatales para acometer políticas de impulso económico que permitan recuperar la senda del crecimiento y, a la vez, cumplir con el exigente objetivo de déficit pactado con la UE.

Otra salida de la crisis es posible

Así, la diputada del PSOE Inmaculada Rodríguez-Piñero defiende que "el ajuste es necesario, pero al ritmo adecuado, posible, creíble y compatible con el crecimiento". "Sólo con ajustes no salimos de la crisis, y eso es lo que están pensando nuestros acreedores y los mercados. Es posible salir de la crisis de otra forma, la política del Gobierno no es la única posible. Están utilizando la crisis para hacer las reformas que les gustan, que son muy injustas e ineficientes", ha dicho.

En este sentido, ha reprochado al Gobierno que el "incumplimiento" de sus promesas y de sus anuncios "ha conseguido indignar por igual a los ciudadanos y a los mercados" y ha provocado la "pérdida de credibilidad" del Ejecutivo, generando una "desconfianza" en la capacidad de España para salir adelante que no se ha conseguido aplacar ni siquiera con la "patética nota de prensa" en la que se anunció un recorte adicional de 10.000 millones en educación y sanidad, tal y como a su entender se verifica con el incremento experimentado este martes por la prima de riesgo.

"Los mercados se preguntan cómo se van a devolver las deudas a dos años con los ingresos que plantean los presupuestos. Dicen que no es creíble y aumentan la desconfianza", ha insistido, justificando así la necesidad de una "reforma fiscal que permita generar capacidad suficiente, que reparta justamente los costes de la crisis y que grave a quienes más tienen", tal y como se haría con su propuesta de Impuesto de Grandes Fortunas.

Discurso distinto en Gobierno y oposición

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha reprochado a los socialistas, a través de la diputada Laia Ortiz, que mientras ocupaban el Gobierno rechazaron las iniciativas planteadas en este mismo sentido y aseguraban que "bajar impuestos era de izquierdas", y que ahora en la oposición intenten sacar adelante propuestas de este cariz. "La política fiscal no es coyuntural", ha zanjado.

Los partidos nacionalistas e independentistas de izquierdas integrados en el Grupo Mixto (BNG, ERC y Amaiur), han expresado asimismo su conformidad con la iniciativa del PSOE, aunque con algunos matices sobre la asignación de estas recaudaciones a las comunidades autónomas. Por ello, presentaron sus propias enmiendas, que los socialistas no han aceptado.

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha reclamado una reforma en profundidad de todo el sistema fiscal y acabar con los "privilegios" que existen en algunas regiones como Navarra. Además, ha recordado que "existen propuestas de izquierdas y derechas" pero que la situación coyuntura económica requiere de políticas de Estado.

Sin apoyo entre los nacionalistas

Desde CiU, Josep Sánchez Llibre ha tachado de "buena solución" cualquier propuesta que pase por no cargar la presión fiscal sobre las rentas del trabajo, si bien ha pedido que se denomine a este gravamen "impuesto solidario temporal sobre Grandes Patrimonios para evitar situaciones de inequidad" y que se aplique a partir de cierto nivel de patrimonio independientemente de las rentas. Sus sugerencias tampoco han sido tenidas en cuenta por los socialistas, con lo que los nacionalistas se han negado a apoyar la propuesta.

Por parte del PNV, Pedro Azpiazu ha justificado la abstención de su grupo en su acuerdo sobre el principio que inspira el impuesto, criticando sin embargo que la iniciativa se limite a un gravamen que simplemente sustituye a otro y no plantee una reforma integral de todo el sistema.


 

COMENTARIOS0
comentarios
NEWSLETTER
EVENTOS

13

MAR

Martes 13 de Marzo, 16:00

Reglamento de Protección de Datos: planificación y contextualización de la entidad

22

MAR

Jueves 22 de Marzo, 10:00

Curso Homologado de Auditoría

LIBRO RECOMENDADO
Memento Fiscal Memento Fiscal
Convenios Colectivos

¿CONOCES ADN?
¿CONOCES ADN?
NOTICIAS MAS RECIENTES

FISCAL

Condición de inmueble arrendado como establecimiento permanente en no residente

Leer más >


LABORAL

Requisitos del despido por causas objetivas

Leer más >


MERCANTIL

Acción directa contra el cargador por el transportista efectivo

Leer más >


TRIBUNA

La jurisdicción voluntaria: Diferencias con la contenciosa

Leer más >


El PP tumba en el Congreso la petición de crear un impuesto de grandes fortunas