El Gobierno estudia un sistema de formación para jóvenes a cambio de un salario

Libertad para todos los inspectores hasta que la sentencia sea firme

CEOE reclama la puesta en marcha con urgencia de medidas que activen la recuperación del empleo

Jurídico

El Gobierno estudia un sistema de formación para jóvenes a cambio de un salario

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha anunciado, en una entrevista con Europa Press, que el Gobierno está trabajando con los agentes sociales en el diseño de un sistema dual que permita a los jóvenes de 20 años o más formarse y trabajar al mismo tiempo en una empresa a cambio de un salario, medida que podría beneficiar en torno a medio millón de personas.

Se trataría, según el ministro, de un modelo "estable", parecido al alemán, que alternaría empleo y formación, de manera que los jóvenes acogidos a este sistema pasarían un tiempo a la semana en una empresa y otra parte del tiempo, formándose.

Gómez ha explicado que lo importante es que el sistema que se acabe diseñando no compita con el sistema de formación profesional (FP) reglado existente, pues, además de ser un error, sería "contraproducente".

"El sistema de formación profesional reglado tiene por primera vez en mucho tiempo más demanda que oferta, vuelve a ser un sistema que reúne crédito público y social y tiene un buen nivel de colocación. De lo que se trata es que, ahora que empieza a funcionar, hagamos todo lo necesario para que se mantenga ese buen funcionamiento", ha dicho.

Por este motivo y para que no compita negativamente con el sistema de FP, Gómez ha explicado que el Gobierno está trabajando para que la edad a la que se pueda acceder al modelo dual de formación no coincida con la del sistema de formación profesional reglada (16 años). En este sentido, ha indicado que podría establecerse esa edad alrededor de los 20 años.

"En Alemania, este modelo dual empieza a los 16 años. Aquí debería empezar algo más tarde, porque a esa edad es a la que empieza el sistema de formación profesional reglada, y también es la edad a la que empieza el bachillerato. Por eso, no debemos hacer abandonar a los jóvenes la formación profesional reglada a tiempo completo introduciendo un sistema que mezcla empleo y formación. No queremos que compitan, queremos que sean sistemas sucesivos", ha dicho.

Más de 500.000 jóvenes están actualmente en FP y otros 600.000 en el bachillerato, algo que, según el ministro, hace mucho tiempo que no ocurría en España.

También el que haya un salario de por medio podría atraer a jóvenes que quieren hacer FP hacia el modelo dual de formación. De ahí que el ministro insista en que las edades de acceso a cada sistema sean diferentes.

"En Alemania, una persona sale de la enseñanza secundaria obligatoria y decide si se inserta en el bachillerato, si se inserta en la formación profesional a tiempo completo o si lo hace en el sistema de formación dual, y lo hace a la misma edad: a los 16 años. Nosotros queremos que no se haga al mismo tiempo para seguir consolidando el sistema de formación profesional reglada", ha insistido.

FINANCIACIÓN TENDRÍA QUE SALIR DE APORTACIONES EMPRESARIALES.

Gómez ha explicado que la financiación de este sistema tendría que salir de aportaciones de las empresas, de cotizaciones empresariales y del sistema educativo, que pondría sus instalaciones a disposición de los alumnos del sistema dual cuando éstas estuvieran libres.

Preguntado por la posible negativa empresarial a aportar dinero para financiar este sistema, el ministro ha indicado que las empresas tienen mucho interés en desarrollarlo y que parte de la cotización empresarial que ahora se dedica a formación profesional podría utilizarse para poner en marcha el modelo.

"Más allá del coste, el que las empresas tengan un modelo de aprendizaje, de reclutamiento de jóvenes, bien formados, con arreglo a las necesidades de la empresa, es un tema muy atractivo para ellas. Muchas ya lo tienen, financiado por ellas mismas", ha explicado.

En este punto, ha afirmado que es muy raro ver a una empresa grande que no tenga un sistema de formación y reclutamiento, empresas que cada año tienen 150, 200 ó 300 trabajadores que se jubilan y que recurren a alguna fórmula de reclutamiento y formación, "dentro de la misma empresa, fuera o concertada".

"Se trataría de ordenar esos esquemas y hacerlos en un modelo común que sirva para ellas y para las pymes, que es nuestra característica diferenciada con Alemania. en Alemania hay empresas más grandes y en mayor número", ha añadido.

Gómez sí ve posibilidades de que Gobierno, empresarios y sindicatos se pongan de acuerdo en el diseño de este modelo, que se está discutiendo en el marco de la mesa de empleo.

El ministro ha reconocido que, para desarrollarlo, se necesitará esfuerzo, dedicación y tiempo y ha recordado que Alemania empezó a implantarlo a finales de los años 60 y hoy ya tiene más de 1,5 millones de plazas de aprendizaje.

"En Alemania trabajaban de lunes a jueves y estudiaban viernes y sábado. Aquí podría hacerse también quizá por las tardes y podemos imaginar en torno a medio millón de plazas adicionales a las de la formación profesional reglada", ha explicado Gómez, que ha agregado que habría también que discutirlo con las comunidades autónomas, pues son las que tienen la ejecución de la formación profesional en España.

Gómez ha apuntado además que la generación que ahora empieza a jubilarse y que ha trabajado en empresas grandes "echa de menos" la existencia de instituciones de aprendizaje como las que había en el pasado. "Quizá de lo que se trata en parte es de un cierto retorno a esa situación. La figura del aprendizaje no fue una mala figura. La formación dual es sobre todo aprendizaje. Es un aprendizaje en la empresa y en el sistema educativo", ha dicho.

PLAN PARA JÓVENES SIN CUALIFICACIÓN.

Por otro lado, pero también en materia de formación, Gobierno empresarios y sindicatos están barajando un plan dirigido a jóvenes sin cualificación, que han abandonado prematuramente el mercado laboral y el sistema escolar y que trabajaron especialmente en oficios vinculados a la construcción.

La idea, ha declarado el ministro, es que tengan un sistema de formación que les dé cabida, para obtener o un título de enseñanza secundaria obligatoria o un certificado de profesionalidad, y que a su vez les permita, si quieren, seguir formándose en el sistema de la formación profesional reglada o en el de formación para el empleo.

"Seguramente hubiera sido mejor que estas personas hubieran culminado sus estudios previamente, y ahora nuestro trabajo es tratar de devolverles al sistema educativo o a un sistema que alterne formación y empleo. Esa sería una solución específica para ese conjunto de personas, de jóvenes que están en paro y que no tienen cualificación suficiente, ni siquiera la enseñanza secundaria y obligatoria", ha reseñado.


 
COMENTARIOS0
comentarios
NEWSLETTER
EVENTOS

13

DIC

Martes 13 de Diciembre, 16:00

Problemática Contable de Arrendamientos I: Los Arrendamientos del PGC en la Práctica

evento propio
¿CONOCES ADN?
CONVENIOS COLECTIVOS

LIBRO RECOMENDADO
Memento Gestores Administrativos
El Gobierno estudia un sistema de formación para jóvenes a cambio de un salario