La Eurocámara apoya armonizar la base del impuesto de sociedades y pide que sea obligatoria para las empresas

Jurídico

La Eurocámara apoya armonizar la base del impuesto de sociedades y pide que sea obligatoria para las empresas

El pleno del Parlamento Europeo ha apoyado la propuesta de la Comisión Europea de armonizar en toda la Unión Europea la base imponible del impuesto de sociedades, pero ha pedido que sea de carácter obligatorio para todas las empresas y no voluntario como apunta la propuesta de Bruselas.

La idea de un régimen único para calcular las bases imponibles contribuirá a que las empresas "puedan consolidar los resultados de sus filiales" y compensar con ello las pérdidas que pudieran registrar alguna de las sociedades del grupo, según ha explicado la ponente del informe adoptado este jueves en Estrasburgo (Francia), la eurodiputada belga Marianne Thyssen.

Con ello se quiere favorecer que las empresas mantengan sucursales en diferentes Estados miembros y reduzcan la carga burocrática, ha dicho Thyssen, porque los aspectos económicos y sociales serán "más importantes que las razones puramente fiscales" a la hora de elegir ubicación.

La propuesta del Ejecutivo comunitario plantea que la armonización sea obligatoria para los países de la Unión Europea, pero voluntaria para sus empresas, que podrían elegir entre el régimen común o seguir ajustándose a los nacionales, en función de cuál les sea más beneficioso.

Sin embargo, los eurodiputados piden que sea de carácter obligatorio después de un periodo transitorio. Así, la base imposible común se aplicaría inicialmente a las empresas cooperativas transnacionales y, tras cinco años, se ampliaría a todas las demás, con la excepción de las pymes que podrán elegir quedarse al margen.

Además, Bruselas podrá reducir los costes administrativos de las pymes para permitir que puedan beneficiarse de la nueva base imponible si tienen actividad en varios países de la UE, según un comunicado de la Eurocámara.

Según anunció la Comisión cuando presentó la propuesta en 2011, la base común ahorraría a las empresas europeas 700 millones de euros anuales por los menores costes administrativos, y 1.300 millones de euros al poder consolidar los beneficios y las pérdidas que obtienen en los diferentes Estados miembros donde operan. Además, las compañías que deseen expandirse fuera de sus fronteras conseguirán un ahorro de hasta 1.000 millones de euros.


 

COMENTARIOS0
comentarios
NEWSLETTER
EVENTOS

13

MAR

Martes 13 de Marzo, 16:00

Reglamento de Protección de Datos: planificación y contextualización de la entidad

22

MAR

Jueves 22 de Marzo, 10:00

Curso Homologado de Auditoría

LIBRO RECOMENDADO
Memento Fiscal Memento Fiscal
Convenios Colectivos

¿CONOCES ADN?
¿CONOCES ADN?
NOTICIAS MAS RECIENTES

TRIBUNA

La jurisdicción voluntaria: Diferencias con la contenciosa

Leer más >


MERCANTIL

Enajenación de unidad productiva en concurso

Leer más >


JURÍDICO

Orden de apellidos en filiación no matrimonial

Leer más >


CONTABLE

Reducción en el IS por cesión de activos intangibles entre entidades del grupo

Leer más >


La Eurocámara apoya armonizar la base del impuesto de sociedades y pide que sea obligatoria para las empresas